Recent Posts

viernes, 31 de octubre de 2008

Oferta y demanda





Algo anda mal en este mundo, definitivamente.

Hasta los 30 todo era genial.
¿Querías un novio? Ahí lo tenías. Fila para elegir el candidato, todos dispuestos a intentar algo, a pensar nombres para los hijos ( con cuántos los habré pensado ) , a dormir la siesta abrazados una tarde de domingo, a transportar el cepillo de dientes a la casa del otro, a llamar antes de dormir para dar el besito de las buenas noches...

A los 31 todo se vino en picada.
La fila de candidatos se redujo, y los que quedaban en la hilera estaban casados y de trampa, o recién divorciados y con el corazón roto, o descreídos del amor, o buscando sexo rápido y sin cargo.

Lo raro de esto es que descubro que hay gente que paga cincuenta pesos en Match.com para relacionarse con alguien del sexo opuesto, que se toma el tiempo para escribir una descripción de si mismo, para completar cuestionarios de compatibilidad, para subir veinte fotos en todas las poses posibles, con la sola finalidad de encontrar una pareja.

Lo raro es que leo cientos de blogs de gente soltera que está intentando dejar de serlo, apostando una vez más a la búsqueda, al compromiso, y que entra y sale de bares en pos del hallazgo de esa otra mitad que se demora en aparecer.

Lo raro es que los escucho hablar en la oficina, en el colectivo, en el café...todos los solteros quejándose de que no hay minas dispuestas, y mujeres quejándose de que los hombres están cada vez más histéricos.

Pero mientras tanto seguimos solos, cada uno en su mundo que se cierra cada vez más, que se llena de mañas de solteros, que se aisla sin querer de otros mundos que también se vuelven herméticos.

Y otra vez nos ubicamos en la góndola del supermercado, exhibiendo nuestro mejor perfil, nuestras mayores virtudes, a la espera de que algún alma dispuesta a cuidarnos nos vea en plena oferta y nos cargue en el changuito para meternos en su vida.


Cuando eso se da, nos sentimos felices, porque volvemos a creer por un ratito en que se puede, que anduvimos sueltos sólo para saber qué era la libertad, pero que ahora nos llegó el tiempo de noviar, de hacer cucharita, de que el mensaje de texto llegue solo, sin que lo pidamos....Y resulta que dura poco, o casi nada,que aparece una ex, o la duda, o la inestabilidad emocional, o la fobia o la histeria y otra vez a la góndola, a exhibirnos en el mercado, con el precio cada vez más bajo, con la resignación a flor de piel.


Vamos juntando miedos, disminuyendo las ganas, perdiendo confianza, derribando la autoestima, y sólo queremos volvernos sordas a los comentarios de los que felizmente en pareja nos preguntan: ¿ Seguís sola? Como si estar sola se tratara de la propia voluntad...¿No entienden que para ser dos se necesita de la complicidad de un otro y que ese otro no existe?


Y así andamos, con el ánimo a veces vencido, y otras como recién estrenado, de chat en chat, de cerveza en cerveza, de presentación en presentación, buscando cruzarnos con alguien que no sólo diga que quiere encontrar el amor, sino que realmente esté dispuesto a hacerlo.

Porque si hay algo que todavía nos queda, es la esperanza.

Caricias virtuales de último momento





Hoy a la tarde, en medio de mi llanto, y después de la siesta, le mandé un mail, respondiendo el último suyo.Necesitaba pensar en otra cosa, y escribirle a él me lleva a un mundo divertido, diferente...que era lo que necesitaba para secarme las lágrimas.

Recién, cuando estaba por irme a dormir, me llegó su respuesta.

El mail es tan lindo, pero tan lindo, que me hizo llorar.

Lágrimas raras van rodando desde mi cara hasta mis pantuflas.Son dulzonas, esperanzadas, tiernas...casi tanto como sus palabras.

jueves, 30 de octubre de 2008

Alguien me abraza a la hora de la siesta




Cuando lloro mucho me dan ganas de dormir, así que decidí no ir a la oficina y tirarme a descansar.

Se ve que estaba tan triste que mi mente procuró rebuscársela de alguna forma como para recibir el abrazo que necesitaba.Así fue que tuve un sueño...

Y soñé con él, con alguien, que me abrazaba fuerte, fuerte.

El corazón me latía acelerado por lo mágico del encuentro, por esa sensación de que ya nos conocíamos sin habernos visto, como si los dos supiéramos todo, sin que hubiera que hablar.

Nos quedamos abrazados, con el tiempo detenido, y el pasado aplastado bajo la suela del zapato.

No importaba lo que me había costado llegar hasta ahí, ni las lágrimas, ni las noches desvelada por un amor que ya no estaba, ni el ego partido en cuatro pedazos... si ahora estaba ahí, recomponiéndolo todo, rearmándome a mi misma frente a sus ojos.


Me desperté, cuando el sol caía, con la extraña sensación de que lo había visto, de que era él, como en las fotos que me manda.

Por más que quiera hacerme la tonta , en estos dos meses de escribirnos mails, Alguien se fue ganando un rinconcito de mi mente, de a poco, como una hormiguita laboriosa.

Y me da tanto miedo que no resulte nada bueno de todo esto, que prefiero verlo en sueños...porque en la realidad ya no tengo ni un poquito de ganas de que me hagan sufrir, ni de anotar en la memoria otro "puedo haber sido y no fue."

Un motivo para llorar




Cuando era chica, mi mamá se pasó un tiempo internada con un cuadro depresivo después del abandono de mi viejo y de descubrir que él tenía una doble vida.

En ese tiempo, a mis seis o siete años, los amigos de mi mamá se dedicaron a cumplir el rol de madre y de padre.
Me llevaban a pasear, me enseñaron a andar en bicicleta, me remontaron barriletes en el Parque Sarmiento, me regalaron tardes de cine y pochoclo, como para que yo tuviera una niñez feliz, sin el fantasma de la tristeza.

Todos ellos se convirtieron en tíos y tías.
Y fueron más tíos que aquellos que por portación de apellido lo eran.

Entre ellos estaba mi tío Juan.
Un gordito divino,simple, bonachón, de un corazón inmenso.
Mi tío Juan me dio tantas tazas de chocolate caliente, tantos juegos de mesa en su casa, tanta paciencia, tanto amor.
Me hizo sentir una hija más y les enseñó a sus verdaderos hijos a compartir conmigo sus juguetes y sus vidas.Ahí conocí el Scalectric y los Playmobil, y aprendí que podía tener hermanos del alma.

Mi tío Juan se acaba de ir al cielo.
Así, de repente, como pasan esas cosas en la vida, sin avisar, tomándote por sorpresa, arrebatándote la sonrisa que tenías un momento atrás, rediseñando el sentido de la vida, del hoy, del ahora.


A mi querido tío Juan va dedicado mi recuerdo, y el deseo de que allá arriba encuentre un lugar lleno de música y tazas de chocolate caliente.

Te voy a extrañar.

Carrera "demente"



Con la encuesta cerrada me puse a pensar lo que en realidad ya sabía:Norman sólo merece ser eliminado de todo rincón en mi vida.

Los últimos acontecimientos no hacen más que sentenciarlo a la hoguera:

* Me hizo verlo por cam sólo para probarla porque era nueva, pero cuando se aburrió, me dijo "ahí vengo" y no volvió más.

* Anoche le hablé y jamás me contestó, aunque lo vi desconectarse dos horas después.

* Hoy me dijo que lo del producto que quería comprarme lo "dejaba para más adelante" porque el trabajo estaba medio inestable como para hacer el gasto.

* Dijo eso y no me habló más.


Como soy masoquista pero tengo un límite, como soy tolerante pero no tanto, como soy paciente pero no al extremo de Penélope, es que decidí bajarme de esta carrera demente.

No voy a dejar que un enfermito indeciso e histérico me manipule de esta forma.El jueguito de "hoy si", "mañana no sé" y "pasado me hago humo" me saturó.
Un año conviví con sus mensajes de texto de enamorado para que ni siquiera se animara a darme un beso en las miles de salidas que tuvimos, incluyendo la de ocho horas viendo películas tirados en la cama...

Basta nene,me cansaste.Me can-sas-te, ¿Entendés? Vos, tu palabrerío barato, tus mensajitos de texto, tus elogios de cuarta, tu pelada, tu carita de Jetatore y tu cuerpo de Quasimodo, se pueden ir a la reputísimamadrequelosremilparió.

Debí haberme retirado a tiempo, cuando todavía tenía oxígeno, de esta carrerita loca por conquistar el amor de un histérico.

Dice el refrán que "mas vale tarde que nunca", así que veamos el lado positivo: Estoy entrenadita para correr la próxima carrera...y por lo visto, hay nuevos corredores en esta maratón.

martes, 28 de octubre de 2008

Preguntas que me hago ( y que no sé la respuesta)

¿ Qué será de la vida de Ben?



¿ Por qué cuando no estoy con nadie me da fiaca ir a depilarme?



¿ Por qué motivo me angustio los domingos de invierno?



¿ Por qué me atraen los tipos raros, fóbicos, histéricos, pero nunca los normales?



¿ Por qué cuando alguien me gusta mucho me vuelvo más torpe de lo normal y me convierto en una completa tarada?



¿ Por qué cuando estoy apurada el colectivo no viene?

¿ Por qué cuando quiero fumar "desesperadamente" no encuentro el encendedor o me quedé sin puchos?


¿ Por qué mierda no estudie cine y estudié Relaciones Públicas?



¿ Por qué a veces pienso que estoy en el lugar equivocado?



¿ Por qué se me ocurre decir una crítica sobre alguien en el momento en que todos dejan de hablar?

¿Cuál es el significado real de la frase "sos demasiado para mí"? Demasiado:¿tóxica?¿ buena?¿gorda?¿ flaca?¿rara?¿idiota?¿grande?¿chica?¿blanca?¿rubia?¿ aburrida?

¿ Por qué cuando empiezo la dieta alguien cae con facturas?



¿ Por qué cuando me acuesto a dormir la siesta suena el teléfono?


¿ Por qué cuando llueve sopa yo salí con el tenedor?

¿ Por qué la gente me advierte de mis errores una vez que ya los cometí?



¿ Por qué pienso que mirando cada 30 segundos el celular voy a a lograr que "él" me llame?

¿ Por qué cuando tengo una cita llueve o hay humedad y tengo que ir con los rulos empastados?

¿ Por qué cada vez que digo "con este voy a hacer las cosas bien" me salen para el upite?

¿ Por qué los tipos que están en el chat preguntan mis "medidas"? ¿Acaso me vieron cara de monoambiente?

¿ Por qué en la repartija de culos no me tocó el de Jessica Cirio?



¿ Y en la repartija de padres Bill Gates ?



¿ Por qué Norman aparece ahora?



¿ Por qué Alguien no se decide a verme?



¿ Por qué mi ex me juró amor eterno si después se casó con otra?



¿ Por qué los que me dan bola no me gustan ni con esfuerzo?



¿ Por qué a mi media naranja no le dieron bien mi dirección?













¿Alguno de ustedes se hace preguntas similares, o soy yo la única patética?










El placer de la venganza


En esa semana de pura estrategia y el corazón anudado en la garganta, fui enterándome de vida y obra de Laurita.
Vivía sola en Vicente López, leía a Bucay (puaj), tenía un perro dálmata (qué festín se hubiera hecho Cruella), un Peugeot 205 verde, un departamento en la costa, pelo morocho con rulos, ojos marrones, alta, según se veía en la foto, y tenía un affair con mi novio.
El viernes de esa semana ya no aguanté más.
Él estaba cada vez más distante, y yo cada vez sufría más, así que decidí ponerle punto final al asunto.
¿Alguna vez sintieron que una relación está al borde de explotar? Esa sensación de que cualquier cosa que digamos equivocada va a desembocar en una discusión sin retorno o que un pasito en falso nos coloca directamente en la cornisa de un piso catorce.Así estaba lo nuestro, por lo cual decidí que si algo tenía que explotar que fuera su vergüenza, si es que tenía.
La llamé a mi gran amiga Fido para contarle el plan y pedirle su ayuda que consistía en "hacerme la segunda".
Esa noche, Peter tenía una despedida de un compañero de trabajo y me jugaba la vida sin temor a perderla a que Laurita iba a estar ahí.Yo sabía que ese compañero no era santo de su devoción, así que cuando me comunicó que iban a Pizza Banana de Puerto Madero a festejar le pregunté para que iba si no se lo bancaba.Por supuesto que me contestó que "no podía dejar de ir", así que más ganas me dieron de ver rodar su cabeza.
A las nueve de la noche Fido y yo nos fuimos en el auto de mi mamá hasta allá.El plan era simplemente cagarle la noche.Yo sabía que lo de ellos avanzaba y que en cualquier momento se venía la "noche de amor" (no creo que de sexo desenfrenado porque él tenía serios problemas al respecto...de "rigidez", congénito), y nada más propicio que ese viernes de calor.
Nos quedamos ocultas detrás de un árbol viendo los movimientos.
Nos faltaba la lupa y el piloto para completar nuestra imagen ridícula. La pobre Fido trataba de calmarme ante mi elocuacidad desmedida producto de los nervios.Habíamos quedado en que ella se quedaría detrás del mismo árbol viendo como se desarrollaba el plan, y que cualquier cosa se iría, sola, en taxi...¡toda una amiga!
A las diez de la noche lo llamé al celular:
B: Hola Pit
P (con voz de culo y ruido de brindis y tenedores de fondo): ¿Qué hacés? ¿Qué pasa?
B: Muchas cosas pasan.
P: ¿Pero algo grave? Porque estoy en plena despedida.
B: Eso de si es grave o no me lo dirás vos.
P: ¿Yo? ¿Qué tengo que ver? Si estás buscando discutir por algo te digo que buscaste un pésimo momento, no puedo entrar en eso ahora.
B: Claro, demasiado público femenino a la vista, me imagino.
P: No es eso, es que no le encuentro sentido a que me llames en medio de una cena.
B: Salí a la puerta y le damos sentido.
P: ¿Estás en la puerta? ¿Qué mierda te pasa? ¿Te volviste loca?
B: No creo, me parece que estoy demasiado lúcida.
P: Ahí voy.
Me lo imaginaba dejando la servilleta con furia sobre el plato, diciendo que iba al baño, acariciándole los rulos a Laurita al pasar seguido de la frase "ya vengo".
Lo vi venir, con cara de desencajado hacia donde yo estaba.De reojo, yo miraba hacia el árbol donde se había ocultado Fido.Se le veían los piecitos...
P: ¿ Me podés decir qué te pasa?
B (triunfal): Decime vos mejor, quien es Laurita Laborda.
P ( blanco como el papel): ¿Quién? ¿De qué hablás?
B: De Laurita, tu empleada nueva, la que piensa que te fuiste a Brasil con un amigo, la que vive en el piso 7 de una torre en Vicente López.¿Te suena? La que tiene el dálmata y lee a Bucay, ¡ la sagitariana, Peter!Esa de rulos, alta, que maneja un 205...
P : ....
B: Pero,...parece que no te suena.La que llevaste a comer a Mykonos , nuestro lugar.La que todavía no te cogiste pero que no te deben faltar ganas. Decime vos al final, ¿ Es algo serio lo que me pasa o una pavadita?
P: No sé qué decirte
B: Para decir eso no hubieras dicho nada.
P: Es que no sé, te juro que te lo pensaba decir, pero como estoy tan confundido.
B: Ah, mirá vos, parece que ella no siente que estés confundido.Más bien dice que estás muertito por ella.Muertito vos, que sos incapaz de querer a nadie...
P: No me digas así, si yo a vos te quiero...
B: Para quererme así mejor que no me quieras nada.
P: No sé qué me pasó, te juro.
B (subiéndome al auto): Me voy, ya dije todo lo que quería.
P (subiéndose al auto conmigo): Yo me voy con vos.
B: No , no, vos te quedás en la cena.Imaginate como le explicás a Laurita que jamás volviste.¿Le pensás decir que te agarró diarrea? ¿ O que te secuestraron unos tipos que bajaron de un Ovni?
Andá, que disfrutes tu noche.
No me dejó ir.Estuvimos como dos horas a pleno pedido de disculpas y llanto, hasta que finalmente se subió al auto y fuimos para mi casa. Todavía pienso qué le habrá dicho a la pobre Laurita (mal nacida).
Esa noche no paré de llorar.Después de la victoria del momento me quedaba la tremenda desilusión del hombre que tenía al lado y la parcial consciencia de que la relación se había roto en mil pedazos y que no había pegamento capaz de emparchar semejante rotura.
Me consoló toda la noche. A la mañana le dije que no quería verlo más y se fue.
Ese mismo día, por la tarde, me hizo ruido el Icq.Laurita me hablaba.
L: Tremendo lo tuyo, y yo que pensé que eras mi amiga.
B: Bueno, sos mujer, creo que deberías tratar de ponerte en mi lugar.
L: Pit me contó todo.Lamento que estuviera de novio con vos, pero bueno, son cosas que pasan.
B: ¿Cosas que pasan? ¡Es un tremendo infiel! No entiendo como podés minimizarlo.
L: Que te lo haya hecho a vos no significa que me lo vaya a hacer a mi, y la verdad es que yo estoy enamorada del tipo, así que pienso darle una oportunidad.
B: Está bien, para estar con él o tenés que ser una de su misma calaña o una pelotuda importante, no sé por qué opción inclinarme.
L: Jaja, permitime que antes de borrarte del ICQ te recomiende un libro de Bucay muy bueno que habla de como superar los duelos.Te va a venir bien.
B: Yo no leo esa basura y mucho menos si me lo recomendás vos.Que sean felices.
Nunca más hablamos.
El fin de semana, Peter cayó en mi casa intentando reconstruir lo nuestro.
Probamos una semana, en la que yo dudaba todo el tiempo, y era consciente de que la relación no podía ir a ninguna parte.
Si el hecho de haberme sido infiel me había sorprendido, mucho más lo fue su última confesión, el último domingo en que lo vi en condición de novio:
P: Tenemos que hablar.
B: Decime, sin vueltas, seguís con ella...
P: No, no es eso, a ella no la vi más, salvo en el trabajo.Es otra cosa.
B: Dale, te escucho.
P: No quiero hacerte perder más tiempo.Creo que nueve meses fueron suficientes.Yo no estoy enamorado de vos, y si no lo estoy ahora no creo que eso me pase con el tiempo.
B: Genial, abrí la puerta y no me llames nunca más.
Un año después, yo estaba cenando con un amigo en Perica, y lo vi, sentado en otra mesa, junto a Laurita, igualita a la foto.

El gran infiel



Antes de conocer a Pablo, el enano que finalmente se casó con otra, la magia de internet me regaló una nueva relación: Peter.

Peter trabajaba para Ciudad Internet, y esa vez estaba probando la batalla naval desde su trabajo en el mismo momento en que yo estaba entre los jugadores en línea.Así nos conocimos, derribando nuestra flota virtual.

Al principio llegamos a chatear por el ICQ (era el apogeo de ese programita que tanto extraño) unas ocho horas de corrido.Después, lo reemplazamos por conversaciones telefónicas de doce horas ( y no miento). Me llamaba a la hora de la cena y hablábamos hasta que nos íbamos a trabajar.Unos enfermitos deslumbrados el uno con el otro.Por suerte no tardó en llegar el encuentro.

Como él estaba próximo a viajar a Estados Unidos de vacaciones con un amigo por dos semanas, decidimos encontrarnos ese mismo día en que el avión partía rumbo a New York.

Fue en la esquina de Amarello, en Belgrano.Lo esperé sentada en el cantero de flores, y recuerdo que cuando se bajó del taxi con su valija en la mano lo primero que me dijo fue:

- Superaste todas mis expectativas.

Y con esa frase matadora ya me había ganado.


En el bar, no parábamos de piropearnos, de tratar de acercarnos el uno al otro, evitando esa mesa que se empecinaba en separarnos.El tiempo se nos fue volando, y cuando faltaban dos horas para que saliera su vuelo, salimos a la vereda con la misión de conseguir un taxi que lo llevara al aeropuerto. En esa espera llegó el beso.Si hay beso que recuerdo a la perfección fue ese.
Fue de esos besos que dejan un pedacito de cada uno en el bolsillo del otro.
Así, idiotas como habíamos quedado, nos despedimos.


Durante sus vacaciones me llamó miles de veces desde allá, y llegamos a hablar tres horas y media.Algunos días, al volver del trabajo, me encontraba con un mensaje en el contestador que decía: " Subí hasta las torres gemelas sólo para ver si encontraba un ángel como vos", y esas cositas que sumaban puntos a lo loco ( y eso que odio la cursilería).

El mismo día en que volvió nos vimos.Pasamos todo el día juntos, a puros besos.De regalo me había traído un enorme peluche con forma de gato comprado en la mejor juguetería de Usa, y que había cargado durante todo el viaje sólo por mi...eso también sumaba puntos.
De la alegría que tenía de verme, llegó a levantarme en brazos y llevarme cargada por varias cuadras, ante la incómoda mirada de la gente a la que él le decía: "Estamos enamorados".

Así, al mejor estilo película de amor de Richard Gere, nació nuestra historia.

Para mi cumpleaños me regaló un fin de semana con él en un hotel cinco estrellas, siempre me llevaba a los mejores lugares y gracias a él conocí los más lindos restaurantes de Buenos Aires.Era muy caballero, y si bien no tenía auto porque no sabía manejar, me traía en taxi hasta casa y después se iba.
Para las vacaciones de verano, me llevó a Maceió y fue como una hermosa luna de miel.

No sé por qué las rupturas de mis parejas siempre se produjeron después de las vacaciones.
¿Hay algo en el mar que altera los sentimientos?

Así, la historia color rosa fue tornándose violácea como el cielo antes de llover.Lo que vendría sería un temporal que arrasaría con todo lo que habíamos logrado planificar.

Fue después de esas vacaciones que comencé a sentir la señal de alarma en mi interior.Algo había, algo ocultaba, estaba raro.

Peter viajaba algunos fines de semana a visitar a su familia en Junín.Generalmente, durante el viaje aprovechaba para dormir, por lo cual solía apagar su celular.
En ese último viaje lo llamé y cuando atendió el contestador apreté la tecla asterisco y la grabación me indicó que marcara la clave.Probé el número de su casa, la fecha de cumpleaños, y nada.Hasta que utilicé la clave original del celular: el número de teléfono y ¡BINGO!
" Usted tiene un mensaje guardado. Marque uno para escucharlo"

Marqué uno, sin dudar.

" Hola Pit, estábamos hablando por el Icq y se te cortó internet.Te dejo un besito.Laurita Laborda"

No pude tener más suerte que esa.Escuchar el mensaje donde la granhijadeputa se identificaba con nombre y apellido y me decía "donde ubicarla".

Pensé, pensé y pensé hasta que me hicieron ruido las neuronas.
Me tiré de cabeza a la computadora y puse en el buscador de contactos del Icq " Laura Laborda".
Ahí estaba la muy caradura, conectada.
Le hablé, inventándome una excusa que la tentara a responderme, y acá pueden aplaudirme de pie:


- Hola Laura, perdoname que te moleste.Hace un tiempo que ando rastreando al amor de mi vida que tiene tu mismo apellido.¿Podrías decirme si tenés algo que ver con Martin Laborda de Castelar?

A los treinta segundo su respuesta.

- ¡Hola! No, lamento decirte que no, no lo conozco...Debe ser un bajón buscar a un amor perdido y no encontrarlo, ¿no?

Había mordido el anzuelo.

B: Si, ya no sé por donde buscarlo.Nos distanciamos cuando me fui a vivir al exterior y le perdí el rastro cuando volví.Yo sé que él me estuvo buscando también, pero así estamos, cruzados.

L: Ayy, que feo debe ser.Te entiendo.Si pudiera ayudarte. ( La pobre parecía buena...parecía )

B: Gracias, ya no sé qué hacer.

L: Contame la historia, a ver si te puedo ayudar.


Le inventé una larga historia al mejor estilo Migré. Ella leía atentamente y se esforzaba por ayudarme y empatizar con mi desgracia.Cuando terminé el relato que me llevó una hora de chat, le pregunté por su vida, le dije:

B: Bueno, te quemé la cabeza con mi historia.Ahora contame vos.¿Estás de novia?

L: No, de novia no, pero algo hay.Digamos que estoy en plena etapa de conocerme con alguien.

B: Ay, que lindo, es la mejor parte. ¿Cómo lo conociste?

L: Es compañero de trabajo, yo soy nueva y él es mi jefe, por eso viene complicado.

B (Buscando confirmar que era él pero a la vez cruzando los dedos para que no lo sea) : ¿Y dónde trabajan?

L: En una empresa de internet (cagamos)

B: Ah, mirá vos. ¿Y cómo viene la mano? Contame así te ayudo yo a vos ahora.

L: Jaja, gracias, sos divina ( soy una yegua, date cuenta). No sé, salimos un par de veces.Anoche fuimos a ... ( yo en ese momento recuerdo que Peter me había llamado a las diez de la noche para decirme que estaba muerto y que se iba a dormir) ... a cenar a Mykonos .

( Hijodeputaylareconchadesuputamadre...era nuestro lugar, donde festejábamos cada "mesario")

B (tipeando con los ojos llenos de lágrimas): Ay, me encanta ese lugar.¿Y cómo estuvo la cena?

L: Genial, por fin me besó cuando me llevó a casa.Ya veníamos saliendo hace bastante pero yo no quise que pasara nada porque él justo se iba de vacaciones a Brasil con un amigo y no quise dejar las cosas inconclusas, preferí esperar a que volviera y anoche fue la primera salida desde que volvió.

(Malditarataapestosa...así que con un amigo en Brasil)

B (presa de un ataque de furia, tratando de contener la calma): ¡Qué divino! Me alegro un montón.

L: Siiii, yo también.Me encanta el tipo y él está muerto conmigo, por suerte.

B: No me digas, qué genial.¿Cómo se llama?

L: Pedro. " Mi " Pedrito, jeje.


Demás está decirles que a esa altura me sentía morir.
Al mismo tiempo, la idea de agarrarlo y que no tuviera chance de decirme que estaba equivocada me llenaba de alegría.Una alegría que podía tapar por momentos la angustia de sentirme una vil cornuda.

Las conversaciones por chat con Laurita se prolongaron por una semana, en la que fui enterándome pormenores de su vida, y en la que hasta llegó a mandarme una foto para que la viera, confiada de que en mí había encontrado una amiga.

Mientras tanto, yo la careteaba con él.Íbamos al cine, a cenar, se quedaba a dormir en casa, como si nada.Claro que dos veces por semana tenía sueño y prefería quedarse en su casa y llamarme antes de "irse a dormir".

Yo resistía, con temple de acero, esperando el momento oportuno para hacer mi jugada maestra...

Continuará.....












Golpe bajo



Me estaba por ir a dormir, y justo Norman me vio conectada y me escribió en el Msn.


Le contesté:


- Hola, me acabo de tomar un té y me voy a la camita ya mismo.


En eso veo que dice:


"Norman te está invitando a iniciar la recepción de imágenes de la cámara Web. ¿Deseas Aceptar (Alt+C) o Rechazar (Alt+D) la invitación? "


Y "sin querer" ( más bien muerta de intriga por verlo), apreté aceptar.



Y lo vi, probando la camarita en su computadora nueva, mirando tan fijo a la cámara que se me aflojaron las patas.


Me acordé del tiempo en que nos conocimos, en que aún no lo había visto en persona y lo veía parecido a Robbie Williams ( si me escucha Robbie me demanda).


Además, el muy condenado, cambió su foto actual por una que es la que siempre le dije que me encantaba...


¿ Hay necesidad ?


Perdón Cruella.


Tres Padres Nuestro

Un Ave María

Un Gloria



Pero no logro el arrepentimiento...


lunes, 27 de octubre de 2008

Irreconciliables diferencias



Mi último novio, de los formales, hace ya cuatro años, fue Dieguito.
Lo conocí por medio del chat, método infalible en mi historial de conquistas.
La primera salida fue a un restaurant en Las Cañitas. Nos encontramos en una esquina, yo con mi vestido amuleto para esas ocasiones (no falla, cuando quieran se los presto, es el de la suerte), y él con una remera blanca y un jean.Atractivo, divertido, parlanchín, cero pose.Apenas lo vi me gustó, y cuando digo que me gustó no digo que me pareció lindo, sino que me produjo esa sensación de cuando dos piezas encajan.

La cena fue increíble, habíamos logrado una total empatía, con sonrisas de esas que dicen mucho y que nos obligaban a agachar la mirada presos de un amor repentino.La noche continuó en Volta, tomando un helado al aire libre, en una mesa ajena a las miradas de los otros, donde sólo existíamos nosotros dos.Casi terminando la noche, llegó el beso: mágico, perfecto, desbordado de emociones.Más perfecto fue el sexo, y otra vez la sensación de estar hechos a la medida del otro.

Desde ese día no nos separamos.
Al principio, nos veíamos 5 días de la semana.Después fue semana completa.
Cuatro días en mi casa, y tres en la de él, cuando la hermana no estaba.
Los papás de él vivían en Salta, y él y su hermana en Buenos Aires.
Después dejó de importarnos si ella estaba o no en la casa, y empezamos a quedarnos igual y todo venía genial inclusive con mi nueva cuñada, que me había adoptado como una gran amiga.

Pero un día,(siempre hay un maldito pero colándose en las historias felices), conocí a los padres, y ese fue el comienzo de un camino hacia el abismo.
Si bien él era judío, era muy abierto y a nosotros no nos importaba este detalle meramente religioso.Yo ya venía de otra relación similar y para mi era una cosa más, como ser pelirrojo o petiso.Para su familia no.La madre no me quiso desde el primer momento.Le molestaba que fuera católica y que encima le llevara cuatro años.Me lo hizo saber de todas las formas posibles, se ocupó de que escuchara sus palabras a viva voz cuando le decía a su hija: No quiero que te juntes con la novia "goy" de tu hermano.

A los siete meses de noviazgo, donde las únicas peleas que teníamos se generaban cuando los padres venían de Salta a verlo, porque lo presionaban tanto que finalmente volvía a dormir a su casa para darles el gusto, y yo, haciéndole escenas de inmaduro y "mamero", nos fuimos a Salta a visitarlos, y para mi asombro, se portaron tan bien conmigo que pensé que habían cambiado.

Error.La gente no cambia.
Al regreso de Salta, en la habitual convivencia con la hermanita, ella encontró la forma de comunicarme que se había cambiado de bando y que yo era un ser detestable por mi religión.
Cada vez que me quedaba en la casa y me preparaba un café, le gritaba a Dieguito :" Decile que va a tener que comprar un paquete" o cuando compartíamos la mesa a la hora de cenar, me ignoraba y le hablaba a Diego diciéndole: " ¿Hasta cuando vamos a tener que aguantar a esta "goy" en la casa?".

Harta de tanto maltrato, y de que todas las noches terminara escuchando las peleas entre Diego que me defendía y ella que gritaba, le dije que yo prefería quedarme en mi casa que seguir aguantando eso.
Así soportamos unos meses más, en el que de tanto desgaste fuimos espaciando los momentos en que nos veíamos.

Un buen día, yo que soy mandada a hacer para el sexto sentido femenino y que el juego de detective es lo mío, me metí en su computadora, en el historial de páginas visitadas y vi que había un portal de citas para judíos en el que estaba registrado.No fue nada difícil descubrir la clave, y ahí estaban los mails que se había enviado con una tal Marcela.
En esos mensajes, él se promocionaba como "soltero y sin compromiso" y arreglaban un encuentro, que al momento en que yo revisaba el historial, ya debía haberse producido.

Esa misma noche, mientras él se bañaba, sonó el teléfono de su casa y yo atendí.Del otro lado alguien escuchó mi voz y cortó, y a mi no me gustó nada.Sobre todo cuando Diego, desde la ducha me preguntó: "¿Quién era, gor?" Y al decirle que habían cortado me empezó a decir que hace un tiempo que eso pasaba porque el teléfono estaba pinchado, y que pin que pan...
Pensé que era demasiada explicación innecesaria, salvo que estuviera ocultando algo.Así que mientras seguía bañándose, revisé el identificador de llamadas y anoté el número desde el cual me habían cortado, después busqué su celular, busqué las llamadas recibidas, y Oh, milagro, el mismo número se repetía.
Eran las diez de la noche, le pegué un grito para avisarle que salía a comprar cigarrillos y huí hasta el kiosco de la vuelta que tenía cabinas telefónicas.Disqué, temblando y llena de furia, el número de la tilinga, y cuando una voz femenina atendió del otro lado dije:

Yo: Hola, que tal, mirá acabo de encontrar una billetera en la zona de Floresta, de un tal Diego XXX , y en el bolsillo interno tenía un papel con tu número, sin nombre ni nada, pero creí que tal vez lo conocías y le podrías avisar.

Ella (la tilinga en cuestión): Ay, si, si, lo conozco.No me digas, pobre.Le habrán robado o la habrá perdido.

Yo: Claro, y como están los documentos...¿Cómo es tu nombre?

Ella: Marcela, ¿El tuyo?

Yo: Natalia.Bueno,¿ le podrás avisar? Yo te dejo mi número para que él me llame así combinamos para que se la devuelva, ¿te parece?

Ella: Si, claro (anota mi número) . Ya mismo lo llamo.

Click.

Llena de una mezcla rara de angustia y orgullo por mi maniobra, corrí hasta la casa esperando encontrarlo hablando por teléfono.No me equivoqué.Ahí estaba, despidiéndose de Marcelita.

Cuando me acerco me dice:

D: Gordi no sabés, perdí la billetera (jamás fue capaz de fijarse si la tenía.Todo un idiota).Me acaban de avisar y me dieron el teléfono de la persona que la encontró acá por casa.

Yo: Ay, gordo, ¿Cómo no te diste cuenta?Suerte que la encontraron...llamá, llamá.

D (discando): Si, estoy llamando.

Suena mi celular y atiendo.Se escuchan nuestras voces en estéreo.

D: ¿Cómo? ¿Sos vos? No entiendo.¿Por qué me dieron tu celular?

Yo: ¿Quién te lo dio? Pensá,pensá... no te considero tan estúpido, o si... si consideraste que me iba a creer el temita del teléfono pinchado puede ser...

D: No es lo que vos pensás.

Yo: Mirá, a esta Marcelita le mandaste mails diciendo que estabas solterito y sin compromiso, así que salvo que yo haya estado drogada todo este tiempo, me suena a que me estuviste cagando, imbécil.

D: No, bueno, sólo fuimos a comer una noche, es que viste que con todo esto de mi vieja, de mi hermana, yo estoy confundido...

Yo: Vos estás confundido porque sos un pelotudo que no puede explicarle a su "idishe mame" que se enamoró de una mina que no es judía, pero en cambio preferís buscarte una de la cole, así no te deshereda.Sos un terrible boludo.

En plena discusión de pareja llegó la hermana, que se regocijaba entre tanta pelea, y que empezó a gritar ella también.Esta vez lo hizo en mi cara, mirándome a los ojos:

- Católica de mierda, ahí tenés, eso te pasa por no ser como nosotros.Sos una pobre católica cornuda.

Yo ni me inmuté, pero Diego, por el contrario, le saltó encima y la agarró del cuello, y tuve que meterme a separarla antes de que se pusiera completamente violeta.

Yo: Ahí tenés enfermita, si ésta cornuda no estaba con ganas de separar a tu hermano te estábamos velando mañana.

Ella:Ojalá te mueras.

Yo: Espero no darte el gusto.

Agarré mis cosas, y me fui.


Diego me llamó durante un mes seguido para pedirme perdón.
Algunas veces cayó en mi casa intentando una reconciliación.

Diego: Volvamos a probar..., si nos queremos.

Yo:No pasa por querernos, es que entre nosotros hay una irreconciliable diferencia.

Diego: Si, ya sé, la religión.

Yo: No Diego, que vos sos infiel y yo no.


No lo volví a ver.

Virtudes de la naturaleza



La primavera tiene esas sorpresas. Días como el de ayer, en que parece verano aunque estemos en Octubre.


Fue grata la sensación de abandonar el pijama, enfundarme en las calcitas negras y sentir el sol de domingo pegándome en la cara.



Al final decidimos ir al Rosedal.Miento si digo que recuerdo cuando fue la última vez que pisé ese lugar.Los espacios públicos que convocan tanta gente no son de mi agrado, pero ayer fue la excepción.



Si bien estaban las familias al estilo Campanelli, con sillas plegables de todos los tamaños y colores, con mate, sandwichitos en todas sus variedades, gaseosa extra large y lona tridimensional, pude disfrutar igual, como una adolescente.



Sami se llevó sus rollers y yo me alquilé una bicicleta, confirmando que esa es una de las cosas que no se olvidan en la vida.Uno aprende a andar en bicicleta, y aunque haga años que no se sube a una, sale pedaleando como si nada.Sería bueno que el resto de las cosas que aprendemos se grabaran tan firmes en nuestra memoria como eso...


Así que de pronto, estábamos las dos sentadas frente al lago, embuchando un árabe de matambre como cualquier otro dominguero.






En plena charla de cara al sol, vimos venir "un cuerpo".Esbelto, joven, dibujado por Dalí...que desentonaba con el resto de las caras del lugar.



Estaba solo con su lona y sus libros.



Vimos como se recostaba a pocos metros de nuestro lugar como para que pudiéramos apreciarlo en toda su magnitud...









A los cinco minutos, empezó con la tarea de untarse bronceador.


Si vieran como solito se dio maña para pasarse en la espalda dejando afuera nuestra ilusión de que acudiera pidiendo ayuda.



<>Para culminar nuestra sensación de enamoramiento fugaz, sacó un libro de Sábato y se puso a leer.No sólo eso, que ya no era pavada para un domingo con las neuronas incineradas al sol, sino que además tenía un diccionario en el que buscaba alguna palabrita cada tanto.O era extranjero o era un detallista en proceso de aprendizaje y de incorporación de cultura.

Esa fue la estocada final, el remate que nos dio en el medio del alma y las dos morimos de amor por unos minutos.







No hay caso...la naturaleza no para de sorprenderme con tantas virtudes.
Y como no soy egoísta, lo comparto con ustedes, queridas lectoras.

domingo, 26 de octubre de 2008

Preguntas de domingo




Para amenizar este domingo que a muchos les causa bajón, y en el que decidí salir de mi casa para hacer deporte de riesgo...(Sí, sepanlo, me voy a alquilar una bicicleta y me voy a ir pedaleando por ahí con el riesgo de que me afanen, je)., les dejo una preguntitas de esas que hace bastante no hago.
Acá van: ( en negro mis respuestas)


1- ¿Qué sienten que les quedó pendiente por decirle a alguien?¿ A quién? Pueden poner la respuesta que imaginan que el otro les diría.

¿Por qué con ella sí y conmigo no? ( A mi ex, el enano que se casó)
Él ojalá me respondiera: Para hacerte un favor,...

2- ¿Si pudieran cometer un acto delictivo sin ser declarados culpables, cuál sería?

Robar un banco, sin duda.

3- ¿A quien abrazarían en este instante? No vale pensar, es la primera persona que nos viene a la mente.

A "alguien".


4- ¿A quién condenarían al infierno?

A la mina por la que mi viejo nos dejó.


5- ¿ A quién mandarían directo al paraíso, sin escalas?

A Rodrigo, mi ex.Un ser increíblemente bueno al que lastimé mucho.Por ahí con eso compenso la culpa.


6- Si fueran la heroína/héroe de un comic...¿Qué poder elegirían tener?

Sería invisible, y escucharía todas las conversaciones que quiero.Además pispearía algunos hábitos masculinos para no llevarme chascos después.



7- Si sus casas se incendiaran en este momento, ¿Cuáles serían las tres cosas que rescatarían?

* Mis gatos
* Mis álbumes de fotos de la infancia
* El disco rígido de la computadora


8- ¿ Qué mensaje mandarían adentro de una botella?

Si alguien conoce a mi media naranja por favor pasenle mi celular.


9- ¿Qué harían si supieran que les queda un mes de vida? (Enumerar 5 cosas)

* Llamaría a todos los que quiero,los reuniría y les diría lo mucho que los amo.
* Viajaría a Europa
* Fumaría mucho y sin culpa
* Comería mucho tiramisú, Nutella, mousse de chocolate, chocolate con almendras, helado y todo lo que engordeeeeeeee!!!
* Escribiría las "Memorias de una soltería anunciada"



10- ¿Y si sólo les quedaran dos horas? ( otras cinco por favor)

* Mandaría un mail general despidiéndome de mis afectos, sin acuse de recibo porque sería al pedo.
* Saldría corriendo a buscar a alguien que me dieran ganas de besar (tendría que pensar a quien, bueno, no sé si tanto...)
* Abrazaría a mi mamá y a mi papá, a los dos juntos, al mismo tiempo.
* Me tiraría al sol cinco minutos con mis gatos mientras me saco fotos de mi último momento de felicidad en esta vida.
* Escribiría las " Mini memorias de una soltería anunciada"

sábado, 25 de octubre de 2008

Cortito y triste




Ayer, mientras iba en subte a la oficina, cansada, sin fuerzas ni para leer el libro que me acompañaba en la cartera, me puse a observar a la gente.
Fue así como al pasar, entre oficinistas con traje y maletín, entre estudiantes que iban al colegio con las medias corridas y el pelo desarreglado, entre vendedores de Guía T, que lo vi.

Estaba sentado en el asiento de enfrente, en diagonal a mí, y algo me hizo recordarlo a él, a mi papá, que desde mi cumpleaños que no me llama, hace un mes.

Creo que fue su pelo.
No digo creo, estoy segura.
Su pelo era igual de gris, igual de lacio.
Y por un momento sentí esa ternura que me daba acariciarle el pelo a mi viejo cuando nos llevábamos bien.
Una sensación que ya no tengo, que no me pertenece.
Y lloré, ahí sentada, ante los ojos de extraños que tienen sus propios problemas.
Lloré poco, pero como alivia.
Extrañar duele, a veces hasta el desgarro.Algo se rompe adentro, de pronto, donde estemos. Nada importa, sólo el recuerdo de esa persona que no está y los ojos se llenan de lágrimas y el corazón de tristeza, y llueve en nuestro interior, aunque afuera sea primavera y haga mucho calor.

Reescribiendo





Volví a leer mi post anterior, sin efecto del mojito ni de la impresión momentánea del asunto, y me di cuenta que algo estaba mal en mi relato, que prestaba a confusión.
Así que acá estoy, dispuesta a hurgar en el tema, para no dejar un espacio que lleve a malentendidos.

No importa si ELLA es fea o linda, gorda o flaca, alta o baja.Claro que no.
Mi pena fue bilateral.Pena por él y por ELLA.

Cuando era chica y me enteré que mi papá había tenido una doble vida y que a raíz de eso mi mamá había terminado internada con un cuadro de depresión aguda, sentí mucha indignación, además de tristeza y compasión.

Anoche, esa imagen, removió demasiadas cosas en mi interior.Sobre todo, porque no soy mal bicho.
Cuando digo que ELLA no es para él, digo eso, que ella tendría que abrir los ojos y abrirse de la relación, en lugar de estar esperando otro hijo de este pobre tipo y a los 22 años.Pff....suena fuerte.
Ramiro no es malo.No lo es. Es chico, inmaduro, y así y todo, aún habiendo podido seguir con una relación paralela conmigo, no lo hizo.
Esto no justifica su infidelidad, pero supongo que en su interior habrá querido tapar su culpa, pensando que al no seguir con la historia podía lograr borrar lo que pasó en un noche de alcohol donde la atracción era mutua y el contacto casi inevitable.
Eso no lo condena, ni lo cataloga de infiel.Si no...¿Que queda para el resto, para los que hacen de la infidelidad un deporte cotidiano?

Muchas veces me dijo que a él le gustaría estar en otro lugar, con otra mujer que no sea ella, que cada vez que intenta separarse, en ese intento de reconciliarse que a veces llega después de una pelea o inminencia de alejamiento, lo único que hizo fue fabricar un hijo nuevo.
Percance, estupidez, falta de criterio....puede ser. Pero siento que culparlo a él es como culpar a un chico porque vuelca el helado en la alfombra o al borracho porque vomita en el taxi.Es inimputable.

De tanta pena que me dio ELLA, y probablemente por mi propia culpa, es que fui la única que se sentó un rato a hablarle, mientras él tomaba algo con alguien en la otra punta.
No sé por qué lo hice, pero juro que en el fondo sentí como que compensaba mi desliz, como si quisiera pedirle perdón a ella, y a esa panza que encierra un nuevo bebé.

Como si con esa charla breve e insípida pudiera reescribir la historia de esa noche de abril:Haber tomado menos, mucho menos, para que cuando Ramiro me dijera " Vamos a terminar mal nosotros dos" y acercara su cara hacia la mía, yo hubiera tenido la suficiente fuerza y la cordura necesaria como para decir no.

Pero ya está hecho.
Ni él puede cambiar el rumbo, ni ELLA puede, ni yo puedo.
Y sólo queda la culpa, una enseñanza, y una rara sensación de pena.
Y vergüenza.
Sí, también.

Ver para creer




Estaba tan cansada cuando volví a casa a la tarde, que me quedé dormida profundamente.
Amanecí a las nueve de la noche ante el llamado de mi madre y descubrí que en algún momento apagué el despertador y que era extremadamente tarde para ir al asado que organizaba mi jefe en su casa.

Así y todo, mientras me pintaba las uñas de los pies, me conecté al msn.
Por supuesto que a los treinta segundos estaba el mensaje de Norman titilando en mi monitor.
Esta vez sí le contesté, pero como si fuera un cliente.Le respondí todas sus preguntas, esperé hasta que me dijera que quería el producto, y me despedí sin darle lugar a preguntas de otra índole, diciéndole que se me hacía tarde y que hablábamos en otro momento.Sin esperar a que me conteste, me desconecté.

Me cambié, me acomodé los rulos con crema para peinar, un poco de rimmel, y salí en un taxi a toda velocidad porque estaba llegando con dos horas de retraso a la cena.
Cuando llegué y a simple vista, pude detectar que no estaban todos y que había una gran ausencia: la de Ramiro.

Sí estaban,en cambio, Leandro, Mariano (con el que tuve una relación pasajera de unos cuatro meses) y Francisco (con el que tuve una "relación" pasajera...de una noche). Lo bizarro de la situación es que los dos últimos estaban abrazados a sus novias y que ellas figuran entre mis más amigas de la oficina...¿Extraño, no? Igual , a esta altura de la vida, ya nada me sorprende, y creo que la misma facilidad que tengo para transformar a mis ex en buenos amigos ( o que ellos me transformen a mi) , la tengo para generar una amistad con las novias de mis ex.Ese será tema de otra entrada en el blog.

A la media hora de haber llegado, y mientras tomaba un rico mojito preparado con esmero por el dueño de casa, recibo un codazo de mi amiga Silvana y descubro que me señala con la mirada hacia el lado de la puerta.
Cuando giro mi cabeza hacia la entrada, veo venir a Ramiro con Miranda en los brazos y detrás de él a ....ELLA.

Detengámonos acá por un instante. Pongamos pausa en la imagen y veamos la escena en cámara lenta.Ramiro que viene entrando, su mirada se cruza con la mía y sonríe tímidamente, mis amigas que me sostienen por la espalda y me clavan las uñas como para que sepa que están ahí por si me desmayo cuando se acerca a saludarme.Lo saludo, como si nada pasara en el mundo, le hago mimos a Miranda y le digo las tonterías típicas que se le dicen a una nena chiquita, y la saludo a ELLA mientras escucho que Ramiro le dice a su hija:

- Miranda, saludala a Blonda.Con ella es la que hablaste tantas veces por teléfono mientras comías mandarinas.

Yo sonrío, pero lo único que quiero es desaparecer, convertirme en maceta, en vaso de plástico, pero desaparecer.


Él, se aparta unos metro de la mirada de ELLA y me dice:

- Hace mucho que no te veo.¿Estás bien? ¿Cuando hacemos un after office? Tenemos que hablar, te extraño.

Yo, presa de una conmoción cerebral repentina que me deja atónita ante semejante situación, le improviso una respuesta, un algo así como "el lunes estoy todo el día en la oficina, vemos, que se yo..."

Siento la mirada de ELLA en la nuca, que me atraviesa como un rayo láser y salgo disparada hasta la barra en busca de otro mojito pero con una dosis doble de ron.Me sumerjo en el vaso y me imagino que nado como Meolans hasta la orilla de un mundo normal sin hombres que sean tan poco hombres.


En ese momento de reflexión, empiezan a acercarse aquellas que conocen nuestra historia, para darme el pésame, preguntarme si estoy bien ante semejante desubicación de traer a la novia, dicen que seguro la trajo porque no le quedó otra, y esas cosas que decimos las mujeres para consolar a una amiga que tiene que bancarse esos momentos de estupidez masculina.Lo raro es que todas hacen hincapié en que "¿No le da vergüenza traerla?". Me parece mucho el comentario, aunque reconozco que apenas la vimos entrar nos costó creer que era la novia.Él no es Brad Pitt, pero es lindo, inteligente, rápido, sexy.ELLA es ...¿Cómo explicarlo? En tamaño, digamos que equivale a tres Ramiros, que se viste terriblemente mal, que no usa una gota de maquillaje pero que debería usarlo, que estaba peinada como para ir a hacer las compras al super y que no puso voluntad de integrarse en toda la noche.Ya no pasa por ser linda o fea, sino que la verdad es que ahora entiendo el motivo de su infidelidad.ELLA, se nota a la legua, no es para él.
Y tonta, o presa de una desmedida sensibilidad, en lugar de sentir bronca, me dio pena.
Intuyo que el apenarme por él es mejor que sentir rabia, porque la primera opción significa que ya está superado, y eso es lo que confirmé hoy.Estuve incómoda por miedo a hacer el papel de segunda ante los que conocen de la historia pero que hoy no saben que estoy en otra, y hasta por él, que seguramente sabía que la idea de llevarla no era lo mejor que podía pasarle en el fin de semana.Sobre todo, porque él es el tipo más divertido del mundo, y excelente bailarín, y se pasó el breve rato que estuvo, hablando con mi jefe, mientras ELLA estaba sentada en un rincón y nosotros bailábamos.




Cuando Ramiro se iba, sin haber cruzado ninguna palabra más en el resto de la noche, me los crucé en la cocina, listos para emprender la retirada.
Cuando la saludo a ELLA, me encuentro con que me retribuye el saludo y agrega mi nombre. Dice : Chau Blonda, y yo me quedo pensando por qué razón sabe mi nombre...¿Le habrá preguntado por mí a Ramiro? ¿Le habrá molestado que cuchicheáramos treinta segundos fuera del alcance de su oído? ¿ O sólo me persigo por cola de paja?




Yo no sé si es el calor, o hay una revolución hormonal a nivel mundial, o qué , pero Leandro estaba pegajoso, y me saludó cuando me iba con un beso tremendo que me dejó doliendo la mejilla.Previo al saludo, se ocupó de hacer comentarios sobre su estado de borrachera que trataba de ocultar, pero que reconoció públicamente que conmigo se le hace difícil porque conozco de memoria sus caras, sobre todo en ese estado.Claro que este comentario está directamente asociado a Ushuaia y a la noche en que severamente alcohizado terminó durmiendo en mi cama.



Una vez en casa, cuando me puse a escribir esta entrada, escuché un sonido poco habitual que salía de mi computadora.
No era el sonido clásico de la conversación del Msn, sino que era el chat de Gmail.
Ahí estaba Alguien escribiéndome para contarme lo que había hecho, lo que estaba por comer (que finalmente terminó comiendo mientras hablaba conmigo),pidiéndome que instale la Web Cam para vernos (cosa que no hice porque no sé donde la tengo), y hablando de miles de cosas. Miles.En un tono similar al de los mails, pero a la vez distinto.Supongo que las cervezas que había tomado lo llevaron a soltarse un poco más.Lo cierto es que una conversación que aparentaba ser breve (estaba por comer), se prolongó por exactamente dos horas.Hasta me preguntó si tenía un programita instalado para hablar por teléfono vía Msn.
Claro que hubo dos cosas para analizar, la primera, que mientras hablábamos me mandó un mail para una presentación de algo suyo, y que cuando le pregunté si era una invitación para mí me dijo "es general", por lo cual le contesté un "entonces no voy, porque no quiero ir encapuchada". La segunda cuando hablamos de agregarnos al Msn y me aclaró " pero nos borramos después".
A lo que siguió mi pregunta: "¿Qué sentido tiene?", y su respuesta " Porque no sos un contacto de Msn". Pensé diez segundos,y le dije que estaba de acuerdo, que lo entendía y que me parecía bien.Igual seguimos la charla por el Gtalk, pero creo que su respuesta dice bastante sobre el lugar que ocupamos.Ese de la magia, del mail a tiempo pero que no satura, del disfrute a pequeños tragos, de ese generar sensaciones muy de a poco.
El Msn suele ser algo así como el depredador de las relaciones virtuales que vienen "para largo". Con los amigos es distinto, pero con la gente que no conocemos significa la vorágine de chatear durante horas, hasta finalmente terminar por aburrir en lugar de interesar.
A Alguien lo tengo en el rincón de la sorpresa y la intriga.
Sorpresa por descubrir que hay del otro lado, por leer sus mails o por cosas como hoy que no hubiera imaginado.
Intriga, porque tampoco puedo avanzar hacia otro sentimiento con alguien que no conozco, y por consiguiente, mientras sea virtual, no pienso dejarme enroscar ni suponer, ni maquinar.

Lo único que Alguien representó hoy fue un agradable encuentro, como una caricia antes de dormir, que contrarrestó el peso negativo de la balanza, en la que Ramiro y su novia pesaban como plomo.





Aprovecho este post para agradecer las 50.000 visitas en tan poco tiempo, por la enorme paciencia de leerme aún cuando estoy de mal humor o cuando no tengo nada demasiado interesante para contar y porque de alguna forma se convirtieron en amigos virtuales y en geniales consejeros.
De verdad, gracias.

viernes, 24 de octubre de 2008

El viejo truco


Mis últimos dos días laborales fueron un caos.
Ayer a las 7 de la mañana estaba en la oficina, y después de un larguísimo día volví a eso de las 2 de la mañana, llevando casi 24 hs sin dormir.
A esa hora, sin fuerzas más que para arrancarme la ropa y relajar mis piecitos dentro de la suavidad de mis pantuflas, casi por instinto diría, miré mi computadora.

Digamos que de un año a esta parte, mi computadora es como una grata compañía, y por su culpa, más de un empleado de Fibertel se ha visto sometido a mis mejores insultos ante un desperfecto en el servicio.
Estar sin internet es peor que quedarme sin agua.

Así que me senté sólo cinco minutos frente al monitor, porque hoy también debía levantarme muy temprano.
Entre varias ventanitas abiertas de mi Msn, estaba la de Norman.
A eso de las siete de la tarde me había mandado un zumbido.Ante mi falta de respuesta, no por propia voluntad sino porque simplemente no estaba en casa, apeló al viejo truco de la "consultita".
Su último mensaje decía así:

"Bombona, cuando puedas quiero hacerte una consulta, porque estoy necesitando un producto de los que vos vendés.Besos."

Claro que no le contesté.Y ya van dos.

Cabe aclarar, que la empresa donde él trabaja vende lo mismo que la mía y que desde el día en que lo conocí en que le ofrecí mis servicios me dijo que no, que ya tenía.Je, claro, "mis servicios" en ese momento no le sirvieron, pero parece que ante tamaña sequía que lo rodea me he vuelto como una idea fija en su mente.

Nunca me escribió tantos días seguidos por propia voluntad, y mucho menos apelando a un recurso tan trillado como el de necesitar algo que yo vendo.
Además, para comprarmelo va a tener que verme...¡Viejo lobo de mar! Tiene todo calculado.Cuanta artimaña para cazar a esta liebre que en el presente huye del cazador.

Amigos y amigas lectores de este humilde blog, que atraviesan por situaciones similares, aprendan la lección que hoy Cruella me invita a disfrutar: Los hombres/mujeres somos bichos raros, que ante el primer indicio de que el otro está tan servido como la mesa, huimos en dirección opuesta.Así que parece que para lograr una efectiva conquista, debemos mostrarnos tan ariscos como el gato de mi vecina.

La indiferencia es el anzuelo capaz de pescar al pez más gordo, más codiciado y en vías de extinción que nos propongamos.

Y en el caso de los Norman que pululan por el mundo, la indiferencia es una buena forma de que aprendan la lección.

jueves, 23 de octubre de 2008

¡Tú puedes!



La segunda lección de Cruella se basó en un sólo concepto: La fuerza de voluntad.

Si bien soy de las que intentan dejar de fumar y a los pocos días ya andan fumando otra vez, o postergando la dieta para el lunes y sucumbiendo ante la primera garrapiñada que venden por la calle, parece que en el fondo tengo algo de voluntad en la cual confiar.
La fuerza de voluntad se basa principalmente en eso: La Confianza en uno mismo.
Para confiar en alguien hay que considerarlo capaz de lograr determinado objetivo, consecuente en la forma de lograrlo y con la firmeza suficiente para no flaquear ante el primer obstáculo.

Cuando se trata de uno mismo, a esto se le agrega la profunda convicción de que hay "algo" que queremos superar, modificar o a lo cual queremos o necesitamos renunciar.
Cruella me quemó la cabeza toda la tarde con el : Tú puedes.
Hasta me grabó un CD con mensajes que refuerzan la teoría para que lo escuche mientras duermo (cuando duermo) y vaya haciendo efecto en el inconsciente.

Anoche, Norman se conectó.
El año pasado hubiera desconectado el teléfono para que nadie me interrumpa, llamado a Edenor para chequear que la luz no podría cortarse en la zona, me hubiera conectado una sonda para que me pasara alimento sin tener que levantarme del asiento, y hubiera conseguido una chata para no tener que ir al baño...y le hubiera escrito un tímido: Hola, que sería el inicio de una conversación prolongada hasta la madrugada. Mi mundo se hubiera detenido ante su respuesta, mi corazón hubiera sido víctima de una taquicardia galopante ante su primer "bombona" y se me hubieran aflojado las piernas cuando él escribiera"¿ Nos vemos?".

En cambio anoche, observé la foto que estaba junto al nick, leí Norman escrito en letras raras, y recordé que era sólo un tipo.

No era mi príncipe azul, ni nadie que hubiera dado un paso en el camino con la intención de serlo.


Así que cuando me mandó un zumbido y escribió HOLA, cerré la ventanita y me fui a dormir.


Si pude una vez, puedo dos, si puedo dos, puedo tres y así sucesivamente.

Ya lo decía el difunto Tu Sam: ¡Tu Puedes!
Y parece que YO TAMBIÉN.

miércoles, 22 de octubre de 2008

El Casting


Anoche me quedé hablando con Norman hasta las 6 de la mañana.
Hasta que le dije que me iba a dormir, aunque sea una horita.
Dejé la computadora encendida y el Msn conectado, como siempre.
Hoy, apenas me levanté, me fijé hasta que hora se había quedado conectado y descubrí,gracias a la ventana de eventos del Msn que había sido a las 7. No sólo eso, sino que gracias a la tecnología detecté que había cambiado los mensajes del nick unas veinte veces.
Aquí están, estos son:
  1. Necesito distensión
  2. Comienza el casting
  3. And so...the game begins
  4. Last time
  5. Searching....searching
  6. ......................................
  7. www.buscochica.com.ar
  8. 10 segundos
  9. 5 segundos
  10. ....................................
  11. nothing to say
  12. ??
  13. Como hago para dormir
  14. Eh?
  15. Yo quiero más
  16. Vení...
  17. ¿Y ahora quién podrá defenderme?
  18. Comienza el casting otra vez
  19. ..............................
  20. Fin de la sesión
Ya no hay dudas de que es patético, lo haya hecho sabiendo que podía verlo y para asegurarse que yo entendiera que está de pura joda y caliente como negra en baile, o simplemente porque estaba chateando con alguna tilinga.
El punto, es que de alguna forma, me ayudó a darme cuenta que este personaje está lejos de parecerse al príncipe azul, al tipo que merezca mi desvelo, o mi pérdida de libertad.
A su vez, porque no pienso ser hipócrita conmigo misma, reconozco que Norman tiene una dosis de materia pendiente que no me pasa desapercibida y la que en cierta manera me tortura.
Creo que sé cual es el camino a seguir.El primer paso consiste en tomar conciencia de que merezco algo mucho mejor que un tipo que apenas corta una relación revive a las bloquedas del Msn para decirles "quiero darte".El segundo, radica en mantenerme firme, llevando la batuta, para poder medir cuanto hace o dice o mueve para conseguir su objetivo de "darme".
El más peligroso es el de llevarlo al límite, que piense que me tiene y no, que accedo y no, que estoy, pero no.En este último paso corro el riesgo de dejarme engatusar y que él termine convencido de que siempre fue el capitán del equipo.
Tal vez, esta aparición después de un año en el que me pasaron muchas cosas, y cambié algunas cosas de mi personalidad, me permita ubicarme en otra vereda, y darme cuenta que no quiero un tipo que me incluya en un casting virtual de candidatas para darle.
Ya no quiero ser yo la que llama, la que pide, la que dice, la que da, la que insiste, la que busca...
Así como a mi me surgen ganas de ver a un otro, o ganas de escuchar su voz o ganas de estar con alguien, debe haber alguien, en algún lugar del planeta, que algún día pueda hacer todo eso por mi, y que yo pueda creerle.Que me de el lugar de mujer que tengo ganado, y que se de el lugar de hombre que va al frente, que dice y demuestra.
Basta de casting, que yo no ando buscando ser conejita de playboy, ni la heroina de un comic, sino una simple mujer enamorada y correspondida.
He dicho.

La alumna ejemplar


Las clases con Cruella dan resultados inmediatos.
Ella es jodida cuando nos nota débiles y vulnerables, pero se pone copada cuando detecta nuestra veta maligna y ahí arremete con todos los conocimientos.
Hasta unos mates me convidó.A la tardecita me ofreció unos sandwiches, pero no le acepté ni uno por miedo de que fueran de carne de perro (no creo que haya perdido sus hábitos).

Así que estuve estudiando todo lo que me enseñó en la primera lección:

1- Si ellos te mandan un mail, debes tardar en contestar al menos dos o tres días, simulando un desinterés total y absoluto.

2- Si te invitan a salir, recuerda decir que no a la primera invitación, aunque duela y te desangres por dentro.

3- Si te pide el teléfono, no se lo des. En cambio, pedile el suyo y decile que le enviarás un mensaje durante la semana para pasarle el tuyo.Lo fundamental es demorar en mandarlo,claro.

4- Si se conecta al Msn no le hables hasta que no te hable.Cuando él hable hay que decirle que una se está yendo o hablarle poco e interrumpir la conversación con algún pretexto.

5- Cuando te diga algún piropo no pongas cara de pelotuda, ni de que es lo mejor que pudo pasarte en el año.

6- No creas nada de lo que dice hasta que no puedas confirmarlo.


Esos fueron los primeros tips que tiró doña Cruella.
Ya estuve practicando, y me di cuenta de que con un poquito de voluntad y mucho amor propio se puede poner en práctica.

Hoy Norman se conectó a las 19 hs al Msn, y no le dije ni mu.Me contuve.Inspiré, exhalé unas doscientas veces.La ayuda de mi amiga Punk del otro lado del monitor fue indispensable.
Finalmente, a la medianoche, me escribió.Una cosa llevó a la otra y terminó diciéndome cosas como que mis fotos son las únicas que guarda en su pc y que sobreviven todavía, que siempre me fue sincero, y que tiene muchas ganas de "darme" (si, es muyyy sutil).

A lo que yo le respondí, que si pretendía que le creyera lo de las fotos, estaba equivocado, que si a ser sincero se refería a ubicarse en el papel de chico conflictivo incapaz de aguantar una relación le daba la razón y que si volvía a decirme que tenía ganas de darme acurrucado en el virtualismo del chat era muy poco creíble, y me sonaba a moneda corriente entre nosotros y ese juego estaba terminado.

El asunto no terminó ahí, y finalmente reconoció que se había equivocado conmigo, y que como un idiota, mil veces se había ido "alzado" con tal de no joderme, porque sabía que yo quería con él algo más que sexo, y él sabía que no podía dármelo, aunque quisiera.

Su frase final, antes de que yo me desconecte fue:

Sin duda te doy.
Estás muy cambiada.


¡Gracias Cruella!





Noticia de último momento:

4 am - No puedo dormir, me levanto.Ya no está conectado.Me pongo a chequear los comments, a ver blogs amigos y me hago un té.Veo que se conecta, detecta que estoy on line y seguimos hablando.
Son las 5 am, y acaba de tirar el añorado "¿Cuando nos vemos?". Me hice la completa idiota.
Minutos después, me dice que está probando la computadora, y me agrega " ¿Vos cuando me vas a probar?".
Tampoco contesté.
Y así estamos.


Sin dormir.

martes, 21 de octubre de 2008

Seis motivos de felicidad




Vero de http://miscelaneosymas.blogspot.com/ me nominó para hacer este meme ( por qué se llamará meme no lo sé)

Tengo que escribir 6 cosas que me hagan feliz.

REGLAS

1. Enlazar a la persona que nos invita (ya la tenía enlazada)
2. Enumerar seis cosas sin importancia que nos hagan felices.
3.Hacer constar las reglas.
4. Elegir a seis personas que continúen con el desafío (estoy pensando)
5.Avisarles con un comentario en su blog.


Me hace feliz:



  1. Confirmar que hay gente que me sigue recordando a través del tiempo, para las que no importa la distancia, los desencuentros ni las horas transcurridas sin vernos.
  2. Escribir cuentos que al leerlos siento que me salieron tal cual se perfilaban en mi imaginación, y que cuando alguien los lee me doy cuenta de que le gustaron en serio.
  3. Juntarme con mis amigas del alma, donde sea y cuando sea a hablar hasta por los codos, reírnos de nuestras vidas y disfrutar de nuestros propios códigos.
  4. Pensar que siempre hay tiempo para conseguir aquello que me falta.Que lo que no conseguí hoy, tal vez lo pueda lograr mañana, y que entre esas cosas habrá un compañero de ruta dispuesto a seguirme en el camino.
  5. Sentarme frente al mar, al atardecer, con el cuerpo ardido por el sol a fumar un cigarrillo, tomar un daikiri y leer un buen libro o disfrutar de una buena compañía y una agradable charla.
  6. Besar a alguien que quiero, con intensidad, pasión y mucho amor.

Yo nomino a:


PUNK http://punkmundobizarro.blogspot.com/,

Vani http://derechoaroce.wordpress.com// ,

Paula http://hablemosmaldeloshombres.blogspot.com/

Olivia http://emotionallandslide.blogspot.com/,

Mely http://zapping-mental.blogspot.com

La Tucumala http://latucumala.blogspot.com/


Y les pido a ustedes que me digan sus seis motivos de felicidad.

Curso acelerado con Cruella


Parece a propósito.
Bastó que me decidiera a hacerme la brujita un tiempo (y de paso ver si se me hacía hábito), para que justo en el momento en que iba a apagar el monitor y retirarme a la cama, viera que titilaba en azul una solapa de conversación del Msn.
Ahí estaba él, como si nada, conectándose a la una de la mañana e intentando mantener un diálogo conmigo, después de un año...

Pensé una y mil veces antes de tipear una respuesta.
Finalmente le escribí, y la conversación se dilató hasta las tres y cuarto de la mañana.

Si bien al principio sólo fue una charla para ponernos al día de los acontecimientos que ocurrieron en este tiempo, comenzaron a aparecer recuerdos de las viejas épocas.
Por ejemplo, en un momento me pidió que le mandara fotos actuales, aludiendo a que extrañaba algunos de mis atributos.Apelando a un mínimo de agudeza mental, le dije que no estaba autorizado a hablarme con tanta confianza.Por supuesto que se aferró a épocas remotas, a lo que yo le respondí: "Eso es pasado", como para que notara una diferencia entre el hoy y el ayer.Un ayer en el que yo accedía a cada cosa que me proponía y donde me revolcaba de emoción ante cualquier estupidez que él dijera.Un hoy, donde que me diga que extraña mis atributos, sólo me hace recordar que mil veces me dijo que era la mujer perfecta pero que jamás se animó a tocarme un pelo (¿Sería por miedo a enfrentarse a tanta perfección? jeje).

Finalmente le mandé un collage de fotos, en el que había imágenes desde que era chica , hasta hoy , y donde aparecían algunas que yo alguna vez le hubiera mandado.Me sorprendió al decirme: "todavía me acuerdo de esa foto con el vestido negro".Mucho más me sorprendió cuando comenzó a pasarme fotos de él en la que aparecía su mamá con su sobrino, y su gatito nuevo.Que haya compartido fotos de su madre es relevante, porque con el tema de que ella es alcohólica, siempre la ocultó en lo más profundo del placard que encierra las miserias que nos tocan en la vida.

Promediando la charla, atacó con el cuestionario sobre los hombres, con preguntas como:
  • ¿Cómo andan los hombres en tu vida?
  • ¿Estás de joda?
  • No, en serio, decime si estás de novia.
  • ¿Pero no estás con nadie?
  • ¿Pero tuviste algo en este tiempo?

Mis respuestas inconcretas creo que le dejaron una sensación de incertidumbre, cosa que él no hizo conmigo, ya que cuando le pregunté por su situación me dijo que había estado envuelto en una relación de mierda de la que finalmente había podido alejarse y que ahora estaba bien, "libre nuevamente".

Me explicó además, que ese había sido el motivo por el cual no había respondido mi mensaje de cumpleaños. Se desarmó en explicaciones que le recordé que eran innecesarias...que a mi no tenía que explicarme nada.

Finalmente me dijo que estaba de vacaciones, y que no me extrañara si un día me tocaba timbre a las cuatro de la mañana ( ? ). Sugirió vernos a esa hora, pero la pequeña principiante de bruja que hay en mí le dijo:

"Me hubieras dicho eso a la una, pero ahora la verdad que prefiero irme a dormir".

Quedamos en seguir la charla hoy, así que ando tratando de ubicar a Cruella por alguna parte para que me de un curso acelerado de maléfica bruja, porque ya me conozco, y ante los encantos de Norman no sé si podré resistirme...

Me vuelvo humanamente vulnerable.

lunes, 20 de octubre de 2008

El cuento de la buena pipa

...en un pequeño pueblo de un país del cono sur, una doncella de buen corazón que vivía tranquila en compañía de sus dos gatos.
En la otra punta del pueblo, vivía un joven caballero, de corta estatura y lustrosa pelada, que padecía de una terrible fobia a enamorarse, hechizo al que había sido condenado por su despechada ex novia.
Un día llegó a la comarca un hada madrina seguida por cientos de burros de carga que traían en sus espaldas computadoras y banda ancha para todos los habitantes, que resultó ser un canje de Garbarino.
Así fue como el joven caballero y la doncella se conocieron virtualmente e intercambiaron mensajes a toda hora por un período de veinte días.
Hasta que una noche, ya cansado de ratonearse con la fotito de ella, él la pasó a buscar en su carruaje y recorrieron las calles de punta a punta, mientras reían y se contaban sus vidas.
Ella llegó de la cita en estado de idiotez total, presa de un repentino amor, creyendo haber encontrado al príncipe de sus sueños.Pero el corazón de él no estaba libre, y necesitó alejarse de ella hasta resolver las cuestiones pendientes con una tilinga de la comarca.
Mientras tanto, un esbelto y apuesto joven se cruzó en el camino de la rubia doncella, y ella, ni lerda ni perezosa, agarró viaje.
Cuando el joven caballero volvió con el caballo cansado intentando verla nuevamente, ella estaba acompañada.Aunque sabía que su corazón le pertenecía al pelado, permanecía firme junto al nuevo joven, recordando el dicho "más vale pájaro en mano que cien volando".
Continuaron su relación virtual y a medida que pasaba el tiempo, se encariñaban más el uno con el otro.Pero cuando ella se acercaba, él se alejaba, y cuando él se acercaba, ella se aferraba a su nuevo pretendiente.
Así pasaron los días, y él comenzó un proceso de desaparición lento y efectivo, hasta que ella ya no pudo ubicarlo por ningún lado.Él no contestaba los mensajes, ni sus cartas...y así pasó un año.Un largo año en el que ella llegó a convencerse de que él no la quería, y derramó todas las lágrimas que pudo.

Como este es el cuento de la buena pipa, y en la realidad es el único cuento que pude confirmar que se aplica en la realidad, se me ocurrió escribirlo en mi versión, donde claramente los protagonistas somos Norman y yo.
¿Por qué Norman? Porque después de un año, 365 días, 8760 horas, se le ocurrió aparecer, como si nada, y escribirme en el Msn:

" Qué linda estás en esa foto"

Yo, la doncella que ahora va a terapia y que está cansada del cuentito del fóbico y del histérico, le contesté:

" Me estoy yendo, hablamos en otro momento"

Después de tanto cuentito de hadas, me pasé para el bando de las brujas.
Al final, son las más famosas de la historia.Basta con pensar en Cruella De Ville y los pobrecitos dálmatas.Eran 101, pero nadie recuerda el nombre de un puto perro.

Derribando el mito del cuento de hadas



El aviso fue un rotundo fracaso.
Nadie compra mujeres imperfectas, reales, mañosas, con vértigo, con defectos (miles).
Al menos nadie las elige de la góndola sabiendo que vienen con semejantes componentes.
Para algo se inventó el marketing y la publicidad.
No vende un electrodoméstico diciendo que nos va a consumir 6 pilas por mes, sino diciendo que nos va a simplificar la vida.
No vende un programa que habla de cine y literatura, pero dos tetas king size en el programa de Tinelli aseguran 35 puntos de rating.
No capta votos un político enumerando los negociados truchos que tiene en mente para cuando sea presidente, sino pregonando la prosperidad del pueblo.

Así que hoy me fui a ver a mi vieja, sentadita en el bondi, pensando en mi mala estrategia de venta.Como buena vendedora que soy, debería haber apelado al engatusamiento del público masculino enumerando todas mis virtudes y ocultando todos mis defectos.
Ahí me acordé lo que nos vendieron de chicas, desde la cuna, lo que fue nuestro Nestum diario: Los malditos y traicioneros cuentos de hadas.
Me puse a repasar mentalmente las tres historias más conocidas, para darme cuenta que :

  • La Cenicienta: Pasó de ser una humillada medio hermana a la que la hacían fregar toda la casa (que era enorme porque se ve que el metro cuadrado en esa época no costaba como ahora), y que encima lo hacía todo a mano, nada de aspiradoras, ni Cif, ni lustramuebles. Parece que un día un hada gordita y simpaticona, provista de un séquito de ratones, le hizo un vestido de lo más glamoroso en un periquete (me gusta esa palabra) y le regalaron un par de zapatos que no eran Sarkany pero le dieron más resultado que éstos. Era tan torpe que perdió el zapato en la escalera, y el príncipe, que ya la había fichado en un temita de morondanga que bailaron juntos, lo encontró justito mientras ella se zambullía en la carroza antes de que ésta se convirtiera en calabaza.Como no había celular, en lugar de mandarle un mensajito de texto, la rastreó por el condado con el zapato en la mano, para ver a quien le calzaba. Y la encontró, vestida de mucamita, pero no le importó.Y se casaron y vivieron felices.¡Qué hijos de su madre!

  • Blancanieves: Era una atorranta de primera, que paseaba por el bosque todo el día sin nada que hacer, como un "ñoqui", rodeada de 7 enanos degenerados a los que ella les cocinaba, les planchaba y vaya a saber qué más les hacía para que estuvieran todo el día tan contentos levantando piedras en las minas. Se ve que era curiosa por naturaleza, y se vio tentada con una manzana envenenada que la bruja le había preparado para dejarla drogui (para mí que en realidad era algún estupefaciente pero Walt Disney nos vendió lo de la manzana para que no le claven un juicio). La bruja pensaba igual que cualquier mujer cuando hay alguna que es más linda que nosotras y recibe todas las miradas...la quería fuera de su vista, muerta, reventada.Encima se le ocurrió preguntarle a un espejo quien era la más linda... ( acá confirmo que la bruja era adicta a las drogas porque sólo así podía mantener una conversación con un espejo).El punto es que Blancanieves mordió la manzana envenenada y en estado vegetativo y todo, el príncipe se enamoró de ella. También se casaron, o hicieron una unión civil o algo de eso hubo...

  • La Bella Durmiente: Ésta no sé muy bien dónde vivía, pero seguro que no era en Coghlan. Para el bautismo una bruja ofendida porque no la habían invitado a la joda, la maldijo con un hechizo tremendo, que a los 16 años se pincharía el dedo con un huso y moriría.Pero un hada buena corrigió el hechizo y en caso de que esto pasara, en lugar de morir ,dormiría por 100 años (flor de siesta), a menos que un príncipe la despertara.Por supuesto que así fue.A los 16 años, por más que el padre (que era el Rey) había mandado a quemar todos los husos del reino, justo se le escapó uno y ella ¡zás! se pinchó y torró como una loca.Claro que vino el príncipe y la despertó.Se casaron, bailaron, brindaron, se empedaron y todos felices.

Me pregunto: ¿Había necesidad de contarnos estos cuentos desde niñas? ¿No podían habernos contado la historia de una humilde vendedora que viajaba en tren y subte todos los días, que soñaba con ser escritora pero que como no tenía los contactos apropiados lo único que podía publicar era una entrada en el blog?¿Qué era imperfecta, pero de buen corazón y que tenía el problemita de mirar siempre al tipo equivocado?

¿Nadie nos pudo advertir que los príncipes sólo existen entre esas páginas de un libro amarillento que duerme en la biblioteca, pero que en la realidad se vieron reemplazados por hombres de carne y hueso tan imperfectos como nosotras? ¿Por tipos fóbicos, con miedo al compromiso y que no saben qué quieren?

Tal vez hubiera sido más fácil eso de crecer sin la idea de la carroza, del vestido largo, del beso apasionado que nos rescata de todos los males, del "y vivieron felices para siempre".

Y colorín colorado, este post ha terminado.

Buena semana para todos.

domingo, 19 de octubre de 2008

Aviso clasificado - 2 - " Condiciones de contratación"



Para el puesto requerido se ofrece:
  • Mujer rubia de origen pero con alteraciones del color capilar fomentadas por variaciones en el humor.Ultimamente se encuentra del color que la naturaleza me dio, hasta nuevo aviso.
  • Adicta a la planchita, harta de mis ondas naturales.
  • 1.65 mts de estatura
  • Ojos claros de tono indefinido.A veces celestes, a veces grises... a veces no veo bien, sobre todo cuando tomo de más.
  • Medidas las omito porque no soy un departamento de dos ambientes.¿ A qué hombre se le pregunta cuánto miden sus caderas? Pff...!
  • Compradora compulsiva sólo cuando tiene dinero.Ahora atravieso por un período de severa abstinencia dadas las condiciones inflacionarias .
  • Con manías adquiridas con la edad y los hábitos de vivir sola.Que tenga manías no significa que sea maniática.
  • Se me tapa la nariz cuando tomo alcohol o cuando tengo mucho sueño.Soy rara.Si.
  • Desordenada, sepan disculpar, yo en mi desorden me entiendo, y nos llevamos de bien!!
  • Vengo con dos gatos abrojados.Forman parte de mi vida y no pienso operarme de ellos. Alérgicos al pelo felino abstenerse o tomar corticoides.
  • Los ruidos raros me alteran los nervios.Esto incluye: bocinas, sonidos que se hacen con la boca al degustar o tragar o tomar sopa.Si quieren verme cuerda, evítenlos.
  • Noctámbula.Para descreídos chequear la hora del posteo.
  • Llorona en proceso de recuperación.
  • Intolerable cuando estoy engripada o en días femeninos.Favor de no molestar hasta que se me pase.No respondo por los daños causados en esos períodos.
  • Fanática de River.Cuando juega mi equipo no hay mejor plan que escuchar el partido, ver el partido o ir a la cancha a ver el partido. No intenten sobornarme, no transo.
  • Mi pijama, mis pantuflas y MI control remoto no se negocian.
  • Tengo un blog al que le dedico tiempo.También leo y comento en otros blogs.Eso me lleva tiempo, así que a veces ceno tarde, o me acuesto tarde o ...por eso vivo sola, no me manejo con el huso horario ni me gusta andar dando explicaciones.
  • Soy comprensiva y tierna, pero también ansiosa y complicada.Sí, soy mujer.
  • Me levanto de buen humor y se me puede hablar de cualquier cosa a esa hora que suelo estar lúcida.
  • En mi placard no entra ni un alfiler y no pienso tirar nada aunque no lo use. La moda puede volver y no quiero extrañar nada que pude haber tirado.
  • Odio el folclore, los culebrones de la tarde y a Tinelli.No me obliguen a gritar que no me gusta.
  • Soy fanática de lost, pero no de los Simpsons.¿Puedo ir al cielo igual?
  • Coelho y Osho no son escritores, son ladris y no pienso discutir al respecto.
  • Tengo vértigo, miedo a las arañas y no sé nadar. Toda una cagona en potencia.
  • Me gusta escribir, organizar sorpresas para alguien que quiero y espero lo mismo que doy (antes no, pero antes era distinta)
  • Voy a terapia, y lo que dice mi psicóloga no se discute.Para algo le pago.
  • Soy sociable, abierta, buena escuchando y con capacidad de entendimiento, pero tengo límites.
  • No me importa si dejan la tapa del inodoro levantada, ni el dentífrico sin tapar.No me parecen cosas irritantes que me hagan terminar una relación.
  • Acepto que los sábados a la tarde el hombre juegue al fútbol y que necesite comer un asado con amigos.Yo también hago shopping y necesito ver a mis amigas.
  • No hablo mucho por teléfono, salvo contadas excepciones.
  • No hago explícitas las comparaciones con los ex.Me las reservo para mis pensamientos.
  • Mi familia se reduce a mi mamá y un padre en vías de extinción (?). Así que no hay demasiada parentela que presentar.Punto enorme para mi.
  • No me identifico con Susanita de Mafalda.No me urge ser madre, eso puede esperar.
  • Si me enamoro de alguien me enamoro y pierdo la lucidez.Me vuelvo tonta y hago boludeces como dibujar corazones adolescentes y creer en Cupido.Sólo en estado de enamoramiento total puedo mirar al otro mientras duerme, de lo contrario duermo profundamente.

El salario ofrecido no es en dinero tangible, sino en todo lo que Mastercard no puede comprar:

  • Masajes mientras él mira la tele.
  • Comida rica, elaborada y super casera
  • Baños con espuma
  • Sorpresas originales para fechas claves
  • Buena memoria para recordar lo que al otro le gusta
  • Silencio en los momentos en que no hace falta hablar
  • Fidelidad.Cuesta, pero se puede.
  • Diálogo
  • Mimos y besos en cantidades industriales
  • Sexo, claro
  • Amor sincero

El modo de contratación es full time y por un período de prueba de 3 meses.

Una vez pasado ese tiempo, se dará por contratado por tiempo indeterminado y no se aceptarán devoluciones ni reclamos de los servicios recibidos como salario.

No se entregan certificados de garantía, pero tampoco se piden referencias de contrataciones anteriores.

En caso de arrepentimiento una vez establecido el vínculo, solicito que se vaya a llorar a la Iglesia.A mí con esas cosas no, que ya bastante tuve...