Recent Posts

lunes, 11 de noviembre de 2013

Andar sin andar



Yo esperaba que al cruzar los cuarenta la vida me encontrara en otro lugar.
Un espacio resuelto, varias metas cumplidas y algún corazón anclado.
Pero no.
Me descubro en un lugar incierto, con más miedo que a los veinte y con demasiadas respuestas que no aplican a ninguna de mis preguntas.

Ando sin andar, intentando llegar a ninguna parte.


Habito en mi mundo amurallado que garantiza la ausencia de incertidumbre.
Sin riesgos, sin decepciones ni despedidas.
No espero a nadie, ni nadie me espera.
No destiño rimel, ni peino ansiedades en una esquina cualquiera.
No hago planes de conquista ni tejo estrategias.


Avanzo envuelta en miedo mientras repaso el legado de los amores pasados. Nada que no remita al llanto, a la ausencia, al gris de la soledad que respiro.

Y me descubro cobarde.
Cobarde porque me da miedo volver a enamorarme.
Me niego a atravesar el momento en que se evaporan las promesas y se traiciona la confianza.
Evito el riesgo de algún beso que anestesie la consciencia, de un abrazo que funda dos destinos.
Esquivo las señales, prevengo las lesiones, advierto las mentiras.

Colecciono encuentros estériles, miradas perdidas, palabras vacías.
Almaceno recuerdos de los pequeños intentos que no pudieron ser más que eso, un recuerdo y un intento.

Ahuyento los posibles amores y lo hago con esmero. Despliego miserias, reparto ansiedades y me siento a esperar el desenlace.
Y confirmo entonces que jamás debí intentarlo.


Ando sin andar.
Ando, sin andar.
Ando
sin
andar.

Descorazonada y sin valentía, con la firme convicción de que enamorarse duele más que esta bendita soledad.




21 Blondas y algunos rubios no se callaron:

Menna dijo...

Enamorarse duele más que esta bendita soledad...

Y no hay frase que haya transmitido mejor tu miedo.

Una vez escuché "Prefiero terminar con el corazón roto, pero no con el corazón intacto, porque eso significaría que no valió la pena".

Masoquista, sí, pero... ¿Quién te quita lo bailado?

Blonda dijo...

Yo pensaba igual (tal vez en el fondo lo pienso todavía), pero no puedo dar el salto.

Tal vez de tanto andar, algún día pueda volver a intentar otra vez. Y quizás con mejor resultado...

Georgi Statello dijo...

Qué lindo leerte nuevamente!!

Nunca dejes de intentar, Blonda!! Quizás no sea el momento... pero ya lo harás! :)

Un beso enorme!

Georgi Statello dijo...

Qué lindo leerte nuevamente!!

Nunca dejes de intentar, Blonda!! Quizás no sea el momento... pero ya lo harás! :)

Un beso enorme!

Pedro B. dijo...

puufff que tan identificado me siento... solo que tengo 34...

Blonda dijo...

Georgi:
Gracias por seguir de ese lado!
Y si de intentar se trata, creo que soy especialista!

besotes

Blonda dijo...

Pedro:
parece que para identificarnos con lo que nos pasa no importa la edad que tengamos...Es un hecho!

besos

Yoni Bigud dijo...

Sí, sí, hasta que le pase. Y le va a pasar.

Sin embargo ha escrito palabras muy bonitas. Y seguirán siéndolo hasta que se tornen ridículas.

Un saludo.

Anónimo dijo...

Te sigo desde siempre, Blonda. Es una lástima que ya no escribas tan seguido. Adoro tu forma de expresarte. Realmente me llega.
Yo tengo 17. Todas las edades te seguimos.
Saludos :)


Valentina.

Blonda dijo...

Yoni: Lo extrañaba!

beso grande

Blonda dijo...

Valentina:
GRACIAS!
17? quien pudiera!!! Deseo que logres identificarte con personas que hayan tenido mejores experiencias en el amor que las mías :)

beso grandote!

Anónimo dijo...

extranaba el espejo de tus letras en mi vida....simepre habra soledades por experimentar, fracciones mas pequeñas en que convertir nuestro roto corazon, promesas que nos den esperanzas... somos humanas, somos mujeres y complementos de medias naranjas, toronjas o amargos limones, así que date tu tiempo y ya verás..

LeaTex dijo...

El final es un poco catastrófico para mi gusto.
Eso de "con la firme convicción de que enamorarse duele más que esta bendita soledad" no me gusta, y si bien puede ser una convicción, no significa que sea cierto o que sea lo mejor.
Puede ser que enamorarse duela más, pero también trae mejores beneficios. Grandes esfuerzos implican grandes recompensas.
También está la frase que dice "no se puede tener un arcoiris si no llueve aunque sea un poco".
También podemos compararlo con hacer una inversión, a mayor riesgo mayores beneficios. Si vamos por lo seguro, el beneficio es nulo.

EL MUNDO DE SOFÍA dijo...

Blonda, ya extrañaba leerte.

Me recuerdas a mi hace algunos años, con ese aire melancólico y a la vez esperanzador.

Pero siempre, aunque no se crea, y aunque a veces ya no se espere, a la vuelta de la esquina, la vida siempre nos sorprende.

Un abrazo desde México.

EL MUNDO DE SOFÍA dijo...

Blonda, ya extrañaba leerte.

Me recuerdas a mi hace algunos años, con ese aire melancólico y a la vez esperanzador.

Pero siempre, aunque no se crea, y aunque a veces ya no se espere, a la vuelta de la esquina, la vida siempre nos sorprende.

carmeloti dijo...

"Despliego miserias, reparto ansiedades y me siento a esperar el desenlace"

Esa bendita soledad que siempre es nuestra amante fiel, yo siempre huyo de ella para irme con el primer Casanova que ni tan siquiera despliega desencantos para hundirme de nuevo en la relación más estable de mi vida...LA SOLEDAD

Ariadna De Alexandría dijo...

Tus escritos llenan esos huecos melancólicos del alma que no quieren dejar de ser... es imposible dejar de andar mientras una respira... es como que no podemos dejar de movernos o intentar hacer algo. Tampoco se puede dejar de sentir,

Un gustazo haberte leído!

Ariadna De Alexandría dijo...

Me encanta leerte!
Qué bueno que hayas vuelto a escribir. llenas los recovecos melancólicos del alma!

Un abrazo enorme querida Blonda

jud dijo...

amo leerte Blonda!!! que bueno que regresaste no nos abandones tanto!!

Atenea dijo...

me encantoo!!

Atenea dijo...

jaja hace muchisimo que te leo, tenes que postear mas seguido, es un placer leerte !