Recent Posts

martes, 23 de noviembre de 2010

Del amor propio y el ajeno



A lo largo de los años me fui dando cuenta que hay gente que nace con la autoestima en modo encendido y otros sin ni siquiera la tecla para prenderla.
En mi adolescencia, fui testigo de situaciones en las que algunas amigas eran capaces de no atender la llamada que estaban esperando simplemente para generar más interés en el otro.
Podían rechazar una invitación del tipo por el cual morían, por la sencilla razón de que ellas optaban por no "morir".
Y así, con el uso de esas técnicas que parecían surgirles espontáneamente, lograban conquistar al soltero más codiciado y ¡hasta conservarlo enamorado y todo!

En cambio a otras, las cosas no nos resultaron tan de manual.
Actuar como ellas era limitarse a ser una estratega. Yo no servía para eso.
El desgaste que me producía montar una escena de rieles y poleas capaces de enganchar a alguno, me agotaba al extremo de dar por perdida la batalla sin haber salido de la trinchera.


Para las que no tuvimos la suerte de que ese amor propio nos fluyera como el estornudo, la situación se vio complicada cuando nos topábamos con alguien que era capaz de dinamitar la poca confianza en nosotras mismas que tanto nos había costado conseguir.
A los golpes, aprendimos que no estaba bien levantar el teléfono cada quince minutos para ver si tenía tono, o enviar un mensaje de texto sin nada relevante para decir con la mera excusa de "testear" si había respuesta.
A puro tropiezo, fuimos incorporando el primero de los mandamientos en cuestiones de conquista: Empezarás a quererte por sobre el resto de los mortales.

Porque parece que la ecuación la teníamos invertida. No era: te amaré por sobre todas las cosas y mi vida girará en torno a tu persona, sino completamente al revés.
Muchas veces el sumar uno más uno nos había arrojado un enorme cero incapaz de ser asimilado sin un atado de cigarrillos y dos kilos de pañuelos de papel. En varias oportunidades, nos cuestionamos cuál fue el paso dado a destiempo. Y no fue un paso el problema, sino la forma de andar.

El amor propio es la única receta para abordar el amor ajeno.
La sola voluntad de intentar querer bien a otro no alcanza si mientras que lo procuramos tenemos que ir inyectando con helio a nuestra autoestima.

La raíz de todo, para variar, radica en uno mismo y en ese enjambre de equívocas vivencias que nos cuesta desterrar.

A mis treinta y siete, puedo decir que poco queda de esa jauría de perros embuchando mi lucidez y mi poder de reacción. Los que antes me roían hasta los huesos, ahora sólo han logrado carcomer un poco de mi impaciencia, sin la necesidad de dejarme montada en dos muletas.

Para las que nacimos con el corazón pasado de hervor y las palmas hacia arriba en un gesto de eterna dádiva, el aprendizaje es lento y prolongado en el tiempo.
Con tres o cuatro palanganas llenas de lágrimas, empezamos a convencernos de que ciertas relaciones no lo valen. Con setescientas noches de conjeturas y varias uñas masticadas hasta la cutícula, comenzamos a vislumbrar que existe algo más interesante por hacer en nuestro tiempo que dedicárselo a un otro.
Porque ese otro tiene un radar injertado en sus capilares que lo ahuyenta de las mujeres que se quieren poquito.Un olfato de sabueso que detecta nuestra tan inoportuna incondicionalidad y ese arte con el que nos exhibimos vulnerables hasta la epidermis.

Después de todo, era sencillo. Bastaba con pensar quién sería capaz de comprar algo que desde el vamos se ubica en la mesa de saldos, con una etiqueta de fábrica que enumera lo poco valioso que es el producto. Tan poco estimable, que ni el propio fabricante decidiría aceptarlo ni aunque se lo regalaran.


Tarda en llegar, pero es lindo descubrir que la matriz de uno fue mejorando ciertos defectos de manufactura.
Mis piezas fueron torneadas con la dedicación de un ebanista. Ahora pueden encastrar con mayor facilidad en el rompecabezas de un otro que también haya aprendido a cincelar las suyas.







Post dedicado a Clara Almada, a quien espero haberle sido útil con mi respuesta.

38 Blondas y algunos rubios no se callaron:

Dan Vitale dijo...

Amo leerte Blon! Siempre escribis algo muy oportuno a lo que estoy pasando... besotes :)

MAGAH dijo...

Que bien contas Blonda!!
Sos gráfica, clara y tenés la increíble posibilidad de desvestirte con las palabras, de verte y mostrarte.

Un abrazo y café pendiente.

Lulú dijo...

Excelente entrada Blonda, si supieras lo útil que me es! Soy de las que el autoestima lo dejaron en la panza de la mamá, y he comprobado en estos 22 años que tengo, que es difícil que suba, pero que solo así los demás van a tenernos mas en cuenta! Sobre todo en cuestión de parejas...
Un Abrazo!

Juan Jandred dijo...

"mandar mensajes para testear si hay respuesta" creo que has dado en el clavo, :-( pero para mi consuelo, YA NO LO HARÉ NUNCA MÁS....

P.D.
magah tienes una foto muy pop, jajaja como mi foto en el face :-)

Lulita dijo...

Blonda! una vez mas pones en palabras cada uno de mis sentimientos. Me encanta tu manera de contar, y lo acertado del contenido. Cuanta razon en todo lo que decis! A veces pienso que me conoces. Este post es lo que necesitaba sin darme cuenta. Gracias una vez mas.

Blonda dijo...

Dan:Debo tener agudizado el sexto sentido femenino ;)

besos!!

Blonda dijo...

Magah: Gracias.
Y te invito a pasar ese café pendiente para la vereda de los concretos. Le avisamos a Miralunas y nos empachamos de charla. Te parece?

Besotes!

Blonda dijo...

Lulú: Voy a incorporar la sección de servicio a la comunidad si me decís así ...

Se puede mejorar, es cuestión de ejercitarla, como si aprendieras a esquiar o a hacer arbolitos en bonsai.

Yo pude lograr grandes mejoras, sin duda vos también podés.

Besos y suerte en la tarea!

Blonda dijo...

Juan: Bien! Celebro el aprendizaje.
No mas mensajes de testeo.Es mucho más saludable!

Y Magah es super pop ;)

besos

Blonda dijo...

Lulita: Es que tal vez te conozco, porque todas somos un poco una...ese modelo de mujer que se parece en tantas aristas, no?

Beso y gracias por tus palabras.

Mariela Torres dijo...

Claro que hay que quererse primero una, pero no hay que exagerar tampoco.

Besos.

Koan Resuelto dijo...

Empezarás a quererte por sobre el resto de los mortales.
Bárbaro.
Y no aplica solo a las féminas, eh?

Casualmente, este día que mi chica cumple doce estaba tratando de explicarle lo que me ha llevado tantos años como vos aprender...

Espero que no le sea tan cuesta arriba como lo fué para mi.

Al igual que tu anterior post, este vino en el momento justo.

Besos Blonda.

Blonda dijo...

Marie: jaja, en mi caso te juro que sería imposible exagerar. NI con toda la voluntad del mundo!

besos

Blonda dijo...

Koan: Parece (por los comentarios) que llegué en el momento justo para varios. Cuanto me alegro!

Y a mí también me costó bastante aprender eso. Confieso que aún lo ejercito para no caer en viejos hábitos.


besos!

Rose dijo...

Blonda, es increible como alguien que no conoces, no te conoce, escribe siempre lo que necesitas escuchar

carlos dijo...

blonda es un gran placer leerte besos

Anónimo dijo...

Hola

Me llamo Felicia , soy administradora de un directorio y tengo que decir que me ha gustado su página, me encanta el contenido que publican.
Por ello, me encantaría contar con tu sitio en mi directorio, consiguiendo que mis visitantes entren también en su web.

Si estás de acuerdo. Házmelo saber.

Suerte con tu web Blonda jeje!

Mi correo es felicia.alvarado@hotmail.com

Lola dijo...

Definitivamente no soy de las que anda con la autoestima por las nubes, ni nunca lo fui.
Ahora, creo que lo de quererse un poquito uno mismo sobre todo está bueno para sentirte mejor con vos mismo, en el sentido de no depender tanto del afuera, no sólo por lo que se obtiene o deja de obtener con eso.
Y por otro lado, será un "premio consuelo" o como se llame pero a esta altura tampoco quisiera tener la autestima por las nubes... no digo que no es envidiable sentirse la mejor todo el tiempo, pero lo que en nuestra adolescencia nos parecía el colmo de lo envidiable, te digo que cada vez se va asemejando más al ridiculo!
Fuera de broma, cada día me sorprendo más del daño que se hacen algunas personas (mujeres especialmente) producto de su autestima por las nubes. Te digo que es rayano a la locura: una tipa que conozco andaba diciendo que un cliente se iba a mudar más cerca de donde ella trabaja porque era la única que le había solucionado todos sus problemas: oooooobvio que nada que ver, mirá si alguien se va a mudar sólo por eso!
Otra mina de mi trabajo, no tiene empacho en pedir cuanta entrevista se le ocurre con gente de las altas esferas por cualquier pelotudez (de esas entrevistas que uno no se atrevería a pedir ni aunque de ello dependiera tu vida). Ella se la pasa diciendo "cuando estuve en la oficina de tal o cual" como si ella también fuera tan importante, y por terceras personas sé que lo único que hace es el ridículo... tal vez poco falte para que le pinchen el globo finalmente y caiga a la realidad... aunque esta gente siempre tiene un modo de creerse lo que no es...
Supongo que los ejemplo que doy no tienen que ver con el tipo de autoestima para conquistar al sexo contrario, pero en general se manejan del mismo modo en todos los ámbitos.
Y como venía diciendo, tal vez parezca premio consuelo, pero a esta altura prefiero no pasar por loca aunque parezca que uno no se cotizara lo que vale

Besos

MAGAH dijo...

Ok Blonda. Que sea! La llamo a Miralunas.

SantitAh dijo...

La verdad es que me resulta fascinante!
Pero nunca logré entenderlo por completo... hasta el año pasado creí que tenía problemas de autoestima pero una amiga me hizo ver que no era así!
Lo mío es inseguridad!
Quizás por eso sea también que sigo soltera mientras mis amigas alrededor consiguen a los chicos que quieren!

Bezitozz Blonda

Caro Pé dijo...

Muy buen post Blonda. Te leía al principio y pensaba como rompe tener que recurrir a estrategias todo el tiempo
NO?
Definitivamente vivir de estrategia no es lo mío ;) y no...
Besote!

Psicologa con problemas dijo...

siemrpe estratega, no me arrepiento, nací con el don si se queire. Pero llega un dia que la estratega se tropieza con un jugador maestro, se revolotean las piezas y uno tarda muucho tiempo en encontrarlas.

Saludos!


TucuMALA

Nina dijo...

¡Me encantó y me vino muy bien leerlo! Como te digo siempre, me parece increíble la forma que tenes para describir y demostrar sentimientos.
¡GRACIAS!
Besote

Nacho dijo...

Brillante!!

Van un par de paños "media naranja" con Blem y cera en pasta Suiza. A las piezas ebanísticas hay que mantenerlas bien cuidadas.

PD: dopo repartimos 50/50 los $$ que cobraste por los chivos!! ;-9

miralunas dijo...

y cuando ya pensaba y yo?... y yo? se me llenó el alma de júbilo! cuándo, cuándo?


escuche, Rubia, yo quiero ser la presentadora de ese libro que la está esperando!

besos!

Virgi dijo...

Me encanto este post! Me identifico totalmente, estoy en un momento en el que empiezo a abrir los ojos, y tu me los terminaste de abrir.

Un beso!

Anónimo dijo...

No hay defectos de manufactura; solo condiciones inicialmente dadas, y habrá de forjarse uno en el camino, en función de las propias necesidades, los aciertos, y - cómo no! - los desaciertos.

Pero por más bien visto que esté, como rompe las pelotas darse cuenta de ciertas cosas un tiempo después de lo que hubiera sido apropiado. Es inevitable despertarse algunos días con la autoestima de un pollo al spiedo, y allí es cuando vale haberse avispado alguna vez que por ese sendero, a ningún lado bueno se llega.

Andando, se acomodan los melones. Habrá que andar, entonces.

Jack

casandra's dreams dijo...

Adhiero al primer comentario, al de Dan. No solamente escribís hermoso, sino que además escribís aquellas cosas que pasamos todas. Lo de autosabotearnos, lo de tener el autoestima pisoteada hasta por nosotras mismas.
Estoy por salir a correr porque ya no puedo estar hecha una piltrafa. No paro de llorar y encima me clavé un capítulo de "Glee" que me pone peor. Día malo en el trabajo, a mí también me pisotearon el autoestima.
Gracias, Blonda (;

Gaby dijo...

Blonda,con 10 años menos que tú me identifico plenamente con cada uno de tus post, un saludo desde Venezuela

Mai dijo...

Ni muy muy ni tan tan...
Pero que dificil es encontrar el justo medio!

Baci

G&G dijo...

Muy bueno el texto desesperabte hasta la medula

carmeloti dijo...

Me encanta esta disección que haces de las que parece ser que encontrarnos con nosotras mismas es lo que nos falta...

Tengo tantas lágrimas, noches de calculos sentimentales, uñas carcomidas, llamadas no contestadas, esperas olvidadadas, y abandonos insusitados.

El problema es que jamás aplique la tactica de mi gran amiga mexicana, "el que quiere azul celeste que le cuente", hasta que un dia decidi, que no sería yo la que llorara por él, mientras no mereciese más de mil llamadas, y descubrí que a las 1001 llamadas, se me habia pasado el encantamiento.

A dia de hoy creo que ni estrategas, ni estrategias, ni dominador y dominado. Si las cosas salen bien cojonudo y sino, pues nada a seguir haciendo turismo por los abismos del amor sin nombre y destinos varios...

nadasepierde dijo...

Totalmente de acuerdo con vos.
Nunca estar en esa posición en la que regalado, aun resulta caro!

El amor bien entendido empieza por casa, y no hay mejor companía que la de uno mismo. Si la estrategia no sale sola, aprender a ser un poco mas cuidadosos con lo que damos y a quien lo damos.

un beso

TRES CHIN DE LINO dijo...

Hola! Parece que tienes el libro de muchas cosas por las que he pasado. Tienes toda la razón en lo que escribes, lo difícil y duro fue que nadie nos dijo que antes de dar todo por alguien, primero debíamos queremos a nosotros, igual que lo hacíamos por la otra persona.

Pienso que el cincel con que nos vamos formando es duro, pero creo que nos prepara para lo próximo que vendrá, no sabes como agradezco haber pasado por ese crecimiento en el momento que se dio aunque hubiera sufrido como nunca en mi vida.

Saludos, un abrazo gigante a la distancia!

Anónimo dijo...

Hola B... es tan cierto lo que decis, llegue al punto en el que pregunto como mujer, por que me he dejado amar a alguien más que a mi? Cuando fue que me perdi y lo deje arrasar con todo? Hoy por suerte ya estoy volviendo de la ceguera y reconsiderando mis valores, creo que eso seria un buen tema: Que nos queda despues del amor?

slds

Fernecito dijo...

aaaaaaaahh que lindo, soy de las que no pusieron nunca en marcha esa estrategia..estare a tiempo todavia con 21 años?? jaja

un beso!

Caro Pé dijo...

Ah!! Te quería contar algo que siempre pienso, un poco, (un poco) de estrategia no viene mal.Repito "un poco"
Ahora sí me voy
Besote!

Nerdi dijo...

Me siento terriblemente identificada como muchas otras. Sos una genia! Expresas esas cosas que algunas de nosotras nos cuesta tanto exponer.
Besos