Recent Posts

domingo, 3 de abril de 2011

Las excusas del final


Todas las relaciones que terminan tienen algo en común: el odioso final.


Soy de las que desearían profundamente poder saltearse esa parte. Quedarme con el recuerdo de la última mirada y pasar directamente a la etapa del olvido.
No tener que oír el temido: "tenemos que hablar", ni someterme a la agonía de una conversación que, desde el inicio, se sabe que va a terminar en un revuelto de lágrimas, excusas y frases sin sentido.

No existe una lista de palabras oportunas para poner fin al amor.
Ninguna es suficiente para calmar ese dolor repentino, que crece como una enredadera y que va abrazando cada músculo hasta dejarnos inmóviles.
Esa angustia que se cuelga de los párpados y que se renueva cada mañana al despertar.

Nadie puede hacernos sentir bien cuando nos dice que ya no nos elige para compartir el día siguiente, ni el que viene después.
No hay sinceridad que alcance, ni razón que justifique el desamor para aquél que todavía siente que está amando.

Podremos no ser la persona indicada, la que se quedó a mitad de camino, la que no pudo convertirse en el amor de la vida. Aquella que no superó las expectativas, la que perdió en las comparaciones con la nueva de la oficina, la que no le quitó el sueño ni le robó todas las sonrisas.
Pero no queremos saberlo. Porque por más cierto que sea lo que él diga, sólo nos quedará una certeza en el momento de la despedida: el dolor.

Un sabor completamente amargo. Una oscuridad absolutamente negra. Un agujero extremadamente profundo. Una piedra atascada en la boca del estómago.
La monotonía. El inacabable duelo. Y el tiempo consumiéndose en un gotero.

Desearemos que pasen las horas, las semanas y algún enero hasta recobrar la cordura que nos permita entender que el final era inevitable, quizás predecible y hasta conveniente. Que cada despedida no es más que un punto y aparte en nuestro historial de amores por venir en el que se enredan algunos amores sin porvenir.
Un ensayo con errores y algunos honores.
Y unos cuantos finales condenados a convertirse en anécdota cuando las lágrimas se den por vencidas.



Lo malo del amor, no es el amor, sino lo miserables que nos sentimos cuando se termina...

53 Blondas y algunos rubios no se callaron:

SantitAh dijo...

Simplemente genial.
No puede ser más cierto. Los finales apestan cuando llegan, pero no creo que sea el final en sí. Es más bien el final de una etapa y el inicio de otra. Pero siempre depende de la relación y de cómo se termine.

Sil dijo...

Hola Blonda! Hacía mucho que no comentaba por acá.
Me metí hace poquito en Twitter así que desde hoy te sigo también por ahí.
Besos!

Federico Gauffin dijo...

¡Qué triste, Blondie!

Lola dijo...

Coincido en que los finales suelen ser amargos.
Uno de los peores días de mi existencia fue un día así (claro, a los pocos meses falleció mi tía, que nos adorábamos, y uno piensa que qué pelotudez hacerse mala sangre por eso).
Pero también es cierto que hay finales necesarios. Mi último final fue casi un alivio, creo que fue hasta de común acuerdo.
Tampoco está bueno que, aunque duela no se le ponga un final a una historia y quede con puntos suspensivos, agotándonos la energía...
Qué se yo, hay de todo, hasta en los finales.

Besos!

Koan Resuelto dijo...

Pero no esta siempre en las puertas que se cierran la certeza de que nuevas se abriran?

O eso es lo que me digo usualment een estas situaciones.

Saludos Blond...

Guerrero de luz dijo...

ABSOLUTA verdad....



besos...

Me case con la lluvia dijo...

Lo malo del amor, no es el amor, sino lo miserables que nos sentimos cuando se termina...

Sepa usted que por razones obvias esa frase me vino al pelo blonda. Tantisimo tiempo sin leernos le mando un gran saludo.

Abrazo de corazon dentro de un kinder

Anónimo dijo...

blonda estoy cansada de ver todo desde afuera, me gustaria que tambien a mi me pase...aunque sea un final. tambien entiendo que cada uno tiene su tiempo. cuando sera el mio?. Jessica-

Morella dijo...

Cuán cierto este post! Qué fuerte me pega! Como diría un tema de Las Pastillas...: "No está mal que terminen las historias, mientras haya historias que contar".

Besos Blondeta!

Ana dijo...

Es verdad, nadie sale idemne de esos momentos, aunque con el tiempo pasen al anecdotario.
Me encantó la frase "Pero no queremos saberlo".
Un beso

alejandra dijo...

El amor es una droga, y el desamor el "mono" la deshabituación...

Blonda dijo...

Santitah: Aún no sé cómo hacés para comentar siempre al instante en que publico.
Al margen, estoy de acuerdo en que cada final representa un comienzo, pero es bastante imposible tomar consciencia de eso en el momento.

besote dominguero!

Blonda dijo...

Sil: Ya nos "vimos" por allá ;)
Gracias!!

besos

Blonda dijo...

Fede: Ya te respondí por el TW...no creo que sea triste. PONELE que es la vida misma! :P

besotes!

Blonda dijo...

Lola: Muy cierto. Comparado con otros dolores, el de la separación puede llegar a ocupar un lugar bastante chiquito.
Lo que también es verdad es que hay algunos que con el tiempo y un ojo objetivo, resultan ser un gran alivio!

besotes

Blonda dijo...

Koan: Yo a esta altura no tengo ninguna certeza sobre las puertas...


:)


besos!

Blonda dijo...

Guerrero de Luz: Uf, tanto como absoluta no sé,pero sí sé que mis finales siempre me provocaron la misma reflexión.

besos!

Blonda dijo...

Me casé con la lluvia:
Lamento que la frase le haya pegado un poco más que lo usual...
Y agradezco esa despedida tan original encerrada en un chocolate.

Muchos besos!

Blonda dijo...

Jessi: Creeme que comparto absolutamente lo que decís.
Juro que hasta prefiero la peor de las despedidas hoy,simplemente para recordar como era eso del amor...

besotes

Blonda dijo...

Morella: Uf, claro. Muchas historia para contar, pero todas del pasado.
Bien vendría una en el presente...

besitos!

Blonda dijo...

Ana: Es que es verdad, ¿quién quiere saber los motivos? Si el resultado es el mismo. Uno por un lado, otro por el otro, y un "hasta la vista, baby!"


Besos!

Debora dijo...

es triste pero totalmente cierto..
me quedo con la frase final.."Lo malo del amor, no es el amor, sino lo miserables que nos sentimos cuando se termina..."

Besotes Blonda..!!

Blonda dijo...

Ale: Claro, lo que más fastidia es la abstinencia!

besos

Blonda dijo...

Debora: Es que no creo que haya palabra que defina mejor el minuto que sigue a una ruptura.


besos!

La Salo de Siempre dijo...

me senti tan identificada, es una conjuncion perfecta de lo que se siente u,u
El amor es tan dulce y bonito hasta que acaba o se corta

Griselda dijo...

Si, es triste que un amor termine, pero hay que intentarlo nuevamente una y otra vez, no queda otra.

Liz dijo...

la verdad yo lo senti, y fue muy triste y doloroso XD

Un beso!

Mariela Torres dijo...

Por suerte mi amor no llegó al final. Y antes no viví nada así porque no me enamoré. Debe ser muy doloroso.

Besos.

Blonda dijo...

La Salo: Lo que se disfruta y lo que se sufre, por lo general es proporcional...

besos

Blonda dijo...

Griselda: Queda otra, pero no es divertida! No?
Besotes

Blonda dijo...

Liz: Todo el que lo atravesó en algún momento creo que se siente de manera similar. Salvo que no estuviera enamorado, lógicamente.

Como quien dice: es lindo mientras dura.

besitos

Blonda dijo...

Marie: Y que nunca termine!!!


besotes

Juan Carlos dijo...

Cuando un amor acaba, mientras más grande fue el sentimiento, mayor es la pena, mientras más fuerte el amor mayor la desazón. No siempre dos personas correctas hacen pareja perfecta y no todo amor finalizado fue un horror. Sin embargo, lo dicho no es un consuelo, duele terminar sin importar el motivo. Amar se aprende amando y el sufrir por amor es parte de ese proceso y no una opción, es la vivencia que nos deja esa experiencia para saber encontrar el verdadero amor.
¡Cariñosos saludos para ti!

Blonda dijo...

Juan Carlos: Me alegra que volvieras. Extrañaba tus jugosos comentarios.
Estoy muy de acuerdo en que no todos los amores que terminan nos dejen una sensación de horror. Pueden haber sido muy buenos, pero no ideales.Eso no les resta mérito sino que nos obligan a seguir en la búsqueda.

Abrazo y buena semana.

Lulú dijo...

Cuánta razón que tenés Blonda realmente... Creo que las separaciones son uno de los tantos procesos por los cuales la vida nos hace pasar, por mas que nosotros no queramos, por mas complicado que sea. En como lo pasamos, como lo superamos, está el punto que tenemos que pensar. De una que lo vamos a pasar mal.

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Aplauso , medalla y beso! Impecable tu relato.
Es un gusto leerte, sabelo!
YO Claudia (original) :)

Yoni Bigud dijo...

Prueba y error, sí. Después de todo los finales no son tan bravos como parecen. Son parte del asunto.

Un saludo.

viluma dijo...

Por eso también tenemos tanto miedo.
Siempre leo tu blog y nunca comento.
Escribís muy bien. Seguí así.
Suerte.

:)

Geminis dijo...

"Tenemos que hablar..."
Qué feo cuando te dicen eso, tal cual!!!
Sòlo queda el consuelo de pensar "no hay mal que por bien no venga..."

Psicologa con problemas dijo...

detesto la frase de mi amiga pero algo de razon tiene "amar es sufrir" sobre todo post "tenemos que hablar.."
Igualmente llegar a una ruptura implica haber atravezado el amor y disfrutado y si duele quiere decir que fue intenso...
Tucumala (in love)

Dany dijo...

Uno no entiende ( en esos momentos) que a veces es mejor terminar algo que no termina de cerrar para dos. Pero es así. Un beso.

reflejos femeninos dijo...

es verdad todo lo que decís blonda, pero uno no sabe cuando comienza que luego si no va, uno tiene que pasar por ese dolor.... es la aventura o la búsqueda del alma gemela...
te mando un beso!!

Alicia dijo...

AY! Si..totalmente de acuerdo, y aunque uno sepa que ese momento va a pasar, y algún dia vamos a reconocer que el punto final no tenia alternativa, duele mucho igual.
No hay lista de palabras oportunas, y ningún momento es el momento apropiado. Pero hay que pasar el mal trago.
Cómo te entiendo!
Un beso

la mis dijo...

los finales son inevitables, entonces ¿por qué seguimos sufriendo aún cuando sabemos que eso llegará? a veces creo que somos taaaaaaaaan necios.

taio dijo...

interesant

Luz dijo...

Los finales son horribles, pero hasta ahora los superé bastante rápidos... Adoro tu blog ♥

Chuchi Gonzalez dijo...

Me encanto tu entrada. Lo malo del amor para rematar creo que es aceptar que se termina, que todo tiene un final. Besos

Contigo cigarrillos y agua mineral dijo...

Ame tu texto, me senti super identificada.. acabo de romper con mi novio y todo me duele.
me acuerdo de todo siempre, y todo me duele..
un beso blonda

Alfonsina dijo...

lo peor son los finales eternos, cuando se pasa por todo esto y no conforme, el otro aparece a saludar y genera la maldita, la inoportuna y detestada esperanza que termina en otro adios y en iguales o peores términos, como un círculo sin sentido... alto post, bss

Mariana dijo...

es verdad por eso temo enamorarme....
me encanta leerte


y pd lei tarde tu comentario en mi blog aun no me llegan todos a mi correo.
graciaspor visitar mi blog besitos mariana

marchy! dijo...

jamás podría sentirme miserable, aún cuando un gran amor haya concluido! jamás!! sino todo lo contrario! el tiempo, los amores perdidos, los amores encontrados, los amores que decdí perder, y aquellos que decidireon perderme, me han enseñado mucho, sobre todo a amar! Sería imposible sentirme miserable, es más sería miserable si finjiese el dolor y la angustia de ese final! A lo sumo me puedo sentir impotente... pero miserable jamás! puedo sentirme importente y a la vez orgullosa de haber amado o ser amada así! con tanta fuerza que el final duele feo.....

Otro punto.... las leo y leo que han ufrido y se identifican... les hago una pregunta: ¿alguna vez siquiera pudieron imaginarse estar sentados en el banco de enfrente? digo, puede que alguna vez, VOS hayas roto el corazòn de alguien.... porquè es tan dramàtico... yo estoy segura (es mi humildisima opinion) que cuanto más desdramaticemos los errores, los desamores, los conflictos...más leve se nos hará.. y la salida estará más cerca. Además el ejercicio de ponerse en el lugr del otro... y comprender desde alli la situación, minimo, nos hace sentir mejores personas.

saludos!

Campanita dijo...

Cada vez que leo algo de lo que escribís es como si contaras mi historia. me siento tan reflejada que no pude parar de llorar... Mi vida.. Un ensayo con errores y muy pocos honores.
Y unos cuantos finales condenados a convertirse en anécdota cuando las lágrimas se den por vencidas. pero por ahora ellas, mis lagrimas, no dan tregua..
Gracias Blonda por hacernos saber que no estamos solas en esto del desamor...!
Besotes

carmeloti dijo...

El destrucitivo final, un fracaso más, los iterminables días, la secuencia de horas mirando un telefono que no va a volver a sonar con el indicador que queremos, el mañana sin él, el pasado para olvidar, el futuro incierto, las lágrimas, las horas robadas a la alegria por algo que ya no nos vale... la verdad que aunque seamos conscientes que era lo mejor eso no hace que duela menos, yo desde luego como solo hace una semana, se de lo que hablo profundamente.