Recent Posts

sábado, 25 de octubre de 2008

Reescribiendo





Volví a leer mi post anterior, sin efecto del mojito ni de la impresión momentánea del asunto, y me di cuenta que algo estaba mal en mi relato, que prestaba a confusión.
Así que acá estoy, dispuesta a hurgar en el tema, para no dejar un espacio que lleve a malentendidos.

No importa si ELLA es fea o linda, gorda o flaca, alta o baja.Claro que no.
Mi pena fue bilateral.Pena por él y por ELLA.

Cuando era chica y me enteré que mi papá había tenido una doble vida y que a raíz de eso mi mamá había terminado internada con un cuadro de depresión aguda, sentí mucha indignación, además de tristeza y compasión.

Anoche, esa imagen, removió demasiadas cosas en mi interior.Sobre todo, porque no soy mal bicho.
Cuando digo que ELLA no es para él, digo eso, que ella tendría que abrir los ojos y abrirse de la relación, en lugar de estar esperando otro hijo de este pobre tipo y a los 22 años.Pff....suena fuerte.
Ramiro no es malo.No lo es. Es chico, inmaduro, y así y todo, aún habiendo podido seguir con una relación paralela conmigo, no lo hizo.
Esto no justifica su infidelidad, pero supongo que en su interior habrá querido tapar su culpa, pensando que al no seguir con la historia podía lograr borrar lo que pasó en un noche de alcohol donde la atracción era mutua y el contacto casi inevitable.
Eso no lo condena, ni lo cataloga de infiel.Si no...¿Que queda para el resto, para los que hacen de la infidelidad un deporte cotidiano?

Muchas veces me dijo que a él le gustaría estar en otro lugar, con otra mujer que no sea ella, que cada vez que intenta separarse, en ese intento de reconciliarse que a veces llega después de una pelea o inminencia de alejamiento, lo único que hizo fue fabricar un hijo nuevo.
Percance, estupidez, falta de criterio....puede ser. Pero siento que culparlo a él es como culpar a un chico porque vuelca el helado en la alfombra o al borracho porque vomita en el taxi.Es inimputable.

De tanta pena que me dio ELLA, y probablemente por mi propia culpa, es que fui la única que se sentó un rato a hablarle, mientras él tomaba algo con alguien en la otra punta.
No sé por qué lo hice, pero juro que en el fondo sentí como que compensaba mi desliz, como si quisiera pedirle perdón a ella, y a esa panza que encierra un nuevo bebé.

Como si con esa charla breve e insípida pudiera reescribir la historia de esa noche de abril:Haber tomado menos, mucho menos, para que cuando Ramiro me dijera " Vamos a terminar mal nosotros dos" y acercara su cara hacia la mía, yo hubiera tenido la suficiente fuerza y la cordura necesaria como para decir no.

Pero ya está hecho.
Ni él puede cambiar el rumbo, ni ELLA puede, ni yo puedo.
Y sólo queda la culpa, una enseñanza, y una rara sensación de pena.
Y vergüenza.
Sí, también.

8 Blondas y algunos rubios no se callaron:

nadasepierde dijo...

Suena muy fuerte tu relato.
saludos
ana

Yle dijo...

oh blonda, yo no estoy de acuerdo. claro que importa que la otra sea gorda y fea. a una mujer siempre le importa eso. y da gusto, carajo. realmente da gusto.

Mamarracho dijo...

lo importante de cada lección es aprender y por lo que he leído lo has hecho.

SHe dijo...

Creo que algunas veces hacemos lo que creemos mejor, lo "correcto". Otras, aún sabiendo que la metida de pata es grande, hacemos lo que sentimos.
Mientras se aprenda algo que ayude a crecer, ninguna conducta es reprochable. Y queda más que claro con lo que contás, que sacaste mucho en limpio de esa relación. No te arrepientas, que el hombre NO es un ser racional! (eso es un invento de unos viejitos que al no tener inet, se aburrían, se fumaban un churro y empezaban a delirar) =P
Besos Blond.

Veronica dijo...

se nota que sentis cada palabra que escribiste...

Blonda dijo...

Ana: Es más fuerte lo que se siente, te lo aseguro.Besos


Yle: Apenas la vi te juro que me alegré, en esa estúpida rivalidad femenina.Después senti pena, mucha, y verguenza.Después de todo ella no es la otra.La otra soy yo.
Besos!



Mamarracho:Claro que si! Besos!


She: Claro, hice lo que sentí, sin usar el "bochín", besotes.



Vero: Es la idea, no? Besitos.

Mely dijo...

Me llegó. Qué rabia/pena que aprender ese tipo de cosas sea tan duro.

Slaudos (sic) =)

Diego dijo...

Es un asunto muy complicado el de la infidelidad. Personalmente no podría ser infiel, en parte por las cosas en las que creo y en parte por mi relativamente fuerte voluntad y autocontrol. Y no sé cómo reaccionaría si me fueran infiel, creo que el amor simplemente se pincharía, no veo cómo podría seguir pensando en alguien, o sintiendo por alguien, si sé que le importo tan poco.
Besos, y que pronto encuentres a alguien que verdaderamente te merezca...