Recent Posts

jueves, 2 de diciembre de 2010

Perdonar-se


El otro día hablaba sobre el amor propio y el ajeno acá.
Hoy entendí, después de una intensa sesión de terapia, que parte de ese amarse empieza en el acto de perdonar-se.

El perdón es algo que, por lo complicado que resulta, debería ser un ejercicio cotidiano.
No basta con ser indulgentes frente a una equivocación del momento, sino que requiere de la incorporación de un concepto un tanto más abarcativo y que es el aceptar que podemos equivocarnos una y mil veces, y que eso no nos convierte en una escoria.

El asunto no termina ahí, sino que además, debemos ser capaces de hacernos cargo de esos equívocos sin darle lugar a que aparezca la culpa.
La culpa es la peor enemiga, es la aliada de la represalia, la que nos murmura al oído que por eso tenemos lo que tenemos, logramos lo que logramos, y no más.
El transitar la culpa nos lleva a lugares inhóspitos, a instancias de autocastigo y reproche, a enfrentarnos a una balanza en la que pesa bastante más el yo quise haber sido, que el yo soy.

Lo que yo soy hoy dista bastante de lo que hubiera pretendido ser.
En el camino, tomé por atajos que me alejaron, consciente o inconscientemente, de mi objetivo.
En ese trayecto, seguramente me aparté de las pretensiones que muchos tenían para conmigo.
Y sin duda, eso me genera culpa, rabia y enojo.
Pero no puedo volver el tiempo atrás, ni empezar de cero. No puedo rebobinar mi vida como un video clip, ni puedo recomenzar como si nada hubiera existido.
Lo único posible es aceptarme. Y eso requiere de una gran valentía...



Y acá estoy, intentando remontar el barrilete del que cuelgan tres kilos de plomo, mientras improviso un acto de contrición con mi pasado y con mis desatinadas decisiones.

En este mismo acto, aprovecho para perdonar a quienes demandaron (y demandan) de mí, más que lo que puedo dar, o ser. A quienes no valoran el esfuerzo desmesurado que representan para mí ciertos intentos, y a quienes el peso de esto que soy les resulta una carga tan explosiva que prefieren dejarme abandonada en una esquina. ( Y eso que tal vez se pierdan de descubrir que la explosión no era más que una mágica función de fuegos artificiales).



Perdonarse es el primer paso de esa interminable escalera que nos conduce a otras instancias de la vida. Para llegar a amar, hay que primero amarse, y para ello, se necesita empezar por la absolución. Y no al revés.

Si yo no me quiero, difícilmente alguien pueda hacerlo. Porque si no me amo, ¿qué valor podría tener el amor que yo tuviera para ofrecerle a otra persona?
Ninguno.

Entonces, cambiando el modelo repetido hasta hoy, la ecuación pasaría a ser un tanto más simple.
Me quiero, quiero a otra persona, y puedo decírselo sabiendo que no estoy a la espera de que esa persona me confirme que también me quiere. Su respuesta no va a cambiar el concepto que yo tengo de mí misma. Y eso me relaja, porque no quiero andar pendiente de la aprobación del otro para sentirme linda, inteligente, estimable y meritoria.

Es una cadena de eslabones soldada con miga de pan humedecida, que requiere de una tremenda constancia evitar que se desprenda y que volvamos a descarrilar por el camino de la culpa.
Un círculo vicioso cuyo núcleo somos nosotros.
Desde ahí, podremos girar como un trompo por las vidas de quienes nos rodean, o podremos quedarnos inmóviles en el lugar, buscando la hoja de ruta.

No sé cómo va a salirme la receta, ni si habrá comensal dispuesto a sentarse a mi mesa y disfrutar del banquete.
De lo que sí estoy segura es de que me pondré el mejor delantal y que usaré los mejores ingredientes para cocinar lo que pretendo de mí.
Cuando esté lista, veremos si alguien se acerca a pedir el menú.
De lo contrario, me empacharé de lo lindo, con la servilleta al cuello y una copa de buen vino.
Conmigo.
Siempre conmigo.








Gracias a todos los que se alegraron por el libro y que me lo hicieron saber a través del blog, por Facebook o vía mail.






41 Blondas y algunos rubios no se callaron:

Mai dijo...

Y si, es cierto. Pero me resulta dificil mantener la union con la miga de pan... tengo invasion de palomas! Asi que ademas de soltarme la cadena, ultimamente, tambien me cagan en la cabeza!

Esto tambien pasarà...

Besos

carmeloti dijo...

Un placer ver, como cocinas tu proyecto de vida a fuego lento, conocedora de otras recetas que al ponerlas en la mesa te supieron amargas, faltas de salero o demasiado grasientas.

Reconocer, pedir perdón, propósitos de enmienda, dolor de corazón, perdón , alivios, la paz... encontrase con el mejor yo, para de nuevo volar, y solo que mirarte al espejo, ver que eres la más preciosa que hay en ti y desprender el brillo que llevas dentro.

El mejor bocado aderezado con un vino de paladar exquisito.

carmeloti

Gandalf dijo...

El tiempo va mitigando el sufrimiento, pero me gustaría decir a todas las mujeres que me han traicionado, que sepan que nunca terminaré de sufrir... asi mismo, espero que ellas nunca se perdonen as sí mismas...

fdo: Un hombre que insiste en ser bueno con sus semejantes en un mundo de aprovechados.

Mónica de los Siete Infiernos dijo...

¡Qué necesario es el perdón! Sin lugar a dudas, totalmente necesario.

¡Llego el sábado a Baires! Coordinemos por interno ;)

Blonda dijo...

Mai:
Es feo lo que voy a decirte...pero me hiciste reír!
Sos todo un personaje, Mai.
Pero obvio que todo pasa, eso lo sabemos de memoria :)

besotes

Blonda dijo...

Carmeloti: Así es...la vida es un estar frente a la cocina ensayando recetas constantemente.
ALgunas veces nos salen mejor que otras.
La tarea es seguir y seguir.

Besotes

Blonda dijo...

Gandalf: Te compadezco ;)

(hiciste catarsis? bien hecho!)

besos

Blonda dijo...

MOni: Genial!!!!

Arreglemos vía mail :)
Pasame los datos del hotel, etc, etc.

Besos y nos vemos
(qué emoción!)

SantitAh dijo...

A mí nunca me cuesta tanto perdonar, pienso que perdonar está muy unido al orgullo y mucha gente es orgullosa, por esa razón nunca piden perdón, porque ellos "no hicieron nada malo".
Tengo muchas amigas así, y la verdad es envenenante, cuando peleamos por cualquier cosa nunca se acerca ninguna a pedir perdón. Una una vez me dijo esto: "Te quiero pedir perdón porque estuviste re estúpida esta semana"
Qué!!!! Y vos no podes ver que también estuviste en estúpida?
Por eso es algo jodido!
Y el autoperdón... me parece que es un tanto más difícil! no sé porqué será pero así me parece a mí!

Que andes bien

Nina dijo...

¡Hermosa entrada Blonda!
Ya lo decía Doménico Cieri Estrada
"Cuando perdonamos nos hacemos superiores a nosotros mismos". ¡Así que esto habla muy bien de ti y este momento que estas atravesando!

Te dejo otra frase que me gusto mucho también: "El perdón cae como lluvia suave desde el cielo a la tierra. Es dos veces bendito; bendice al que lo da y al que lo recibe". William Shakespeare

¡Besote enorme!

Blonda dijo...

SantitAh: De ese perdón hablo, del que va hacia uno mismo. Es el que más cuesta.

Besos

Blonda dijo...

Nina: Qué lindos tus aportes :)
Son de tu colección de frases que tanto me gustan?

Besote enorme.

m@rs dijo...

què temita nena!!!

El perdonar a otros no me resulta tan dificil como el perdonarme, cosa que aun no he logrado.

No me veo muy lejos de lo que describis. De una manera u otra, estoy trabajando en lo mismo que vos desde hace rato pero aunque la teoria no tenga ni una arruga, mi realidad parece que nunca vio una plancha!

Las elecciones, concientes o no tanto, que nos llevaron por otros caminos... El no aceptarse... etc etc... Què dificil es todo!!!

Que decir! SUERTE!
TE MANDO UN BESOTE!

Caro Pé dijo...

Hola Blondaa!

"Para llegar a amar, hay que primero amarse, y para ello, se necesita empezar por la absolución. Y no al revés."
Beso

carlos dijo...

blonda te deseo lo mejor de esta hermosa vida besos amiga

Nacho dijo...

Impecable y Bon Apetit de Vida!!

Violeta dijo...

Bolnda hermosa!!Qué lindo post el de hoy, me hizo muy bien leerlo!Y seguro que a vos escribirlo....



Un beso enorme!
Viole

TRES CHIN DE LINO dijo...

Hola!

Perdonarse así mismo, que fácil, pero al mismo tiempo, que difícil...

Pero como dices, si no empezamos por querernos a nosotros mismos, equivocaremos el camino en cualquier momento.

Que estés muy bien, un abrazo!

LS dijo...

Uffffffff Cuanta verdad no? Me encanto...

Besitos Blondita!!

Martin Pannari dijo...

Antes que nada, un comentario superfluo: Es muy bueno el efecto de leer este texto tuyo en voz alta mientras suena el tema "Look back in" de Moby.

Ahora si. Concuerdo totalmente en que primero hay que saber estar bien con uno mismo. Uno a veces se enfoca demasiado en la esperanza de que aparezca algo de afuera que te cambie, que te pegue un lindo lavado de cara, pero eso por lo general no pasa así, o por lo menos no va a poder ser aprovechado si no está acompañado por un cambio interno.

Ultimamente pienso y reconozco un montón de falencias mias, que tendré que aceptar o corregir para seguir adelante. Espero.

buscandovidazen dijo...

y todo eso implica... un tremendo crecieminto!!!

El iconoclasta dijo...

Blonda,

El perdonarse es un buen camino, y te deseo la mejor de las suertes en la cocción de esta receta. Coincido plenamente respecto a la incidencia destructiva de la culpa y la valentía que requiere la aceptación, pero no dejes de recorrer caminos hasta que la logres.

Besotes!

Lulú dijo...

Que genial post Blonda, esta vez me sirvió de muchísimo, porque soy de esas personas que a la primera oportunidad se dan de palos con lo que tienen a mano... Así que imaginate el amor propio que puedo tener. La verdad que tenés toda la razón; como nos van a querer los demás si nosotros no nos queremos primero?
Excelente!

Un abrazo enorme!

WaitMan dijo...

Antes que nada.... la felicito yo también por el libro.
No es una novedad que usted tiene talento y es muy clara para escribir, así que sin dudas será muy bien recibido en todas las librerías en que esté.

Y como siempre dijimos... supongo que todo logro empieza de quererse, respetarse y especialmente ser sincero con uno mismo, ¿no? ¿ni?
Saludos.

vision femenina chic ♥ dijo...

Mirá todo lo que fuíste, te sirve para lo que sos, y trabajá en el presente para mejorar el futuro, de nada sirve, pensar en todo lo que hiciste o como lo hiciste en el pasado, las cosas suceden, sucederán y sucedieron como está en tu destino que debian suceder.
Seguramente es lo mejor que pudiste hacer, si vos tomaste las decisiones, acertadas o no, son tuyas y bancátelas, ponele el pecho y pensá que después de una tormenta sale el sol, a veces tardás en secarte la lluvia en tu cuerpo y alma y otras veces se seca al instante.
No mires tanto para atrás , ni para adelante, viví el hoy, viví el presente como si fuera el último día de tu vida, porque uno no sabe lo que puede pasar, y que te llevás si todo desaparece o termina , la angustia de pensar en lo que no fue o fue como vos no querías..........
perdón si me meto demaciado, quería decirte algo para animarte a vivir más en paz con vos y el mundo.... cuesta pero no es imposible.....
otra vez perdón... si te caen mal mis palabras.... lo que digo lo digo como una amiga que no tiene mucha confianza por el poco tiempo que nos conocemos pero que te tiene mucho cariño.
Cuando te levantes por la mañana mira´el sol de frente, escucha a los pajaritos, tomate un rico mate y a vivir, con salud todo se puede.....

besososo♥
andrea

Mariela Torres dijo...

Claro que sí, vos prepará la mesa, alguien se sentará y sino tendrás una rica comida para vos.

Besos.

Blonda dijo...

m@rs: Ya sé que transitamos el mismo camino...no hace falta que me lo recuerdes.
Algo bueno saldrá después de tanto machacar en el concepto, no?

besotes!

Blonda dijo...

Caro Pé: Parece simple, no?

Besos y buen finde :)

Blonda dijo...

Carlos: Muchas gracias, lo mismo para vos.

beso

Blonda dijo...

Nacho: Gracias! A empacharme!!
besos

Blonda dijo...

Violeta: Me alegra que te haya sido útil. A mi siempre me hace bien escribir...es mi gran método para hacer catarsis.

besos!

Blonda dijo...

Tres chin de lino: Es así. No hay mucha ciencia, pero resulta compleja la tarea.

besotes

Blonda dijo...

Martin: Qué lindo que hayas musicalizado el post con Moby :)

Ahora, creo que ya es un avance el tomar consciencia de las falencias. Sin tener idea de cuales son, es difícil poder modificarlas. El primer paso ya lo diste. Suerte entonces con el resto, besos

Blonda dijo...

Ls: Gracias!

besos

Blonda dijo...

Buscandovidazen: Totalmente de acuerdo...

besos

Blonda dijo...

El iconoclasta: Soy consciente de que el camino tendrá curvas y algún que otro bache. Lo único que espero es no perder la brújula.

besos

Blonda dijo...

Lulú: Me alegra haber llegado en buen momento.
A quererse, entonces!

besos

Blonda dijo...

Waitman:
Gracias por esas lindas palabritas del inicio.
En cuanto al resto, supongo que será así. Esto es puro ensayo y error.

Besos y me alegra que vuelva por casa ;)

Blonda dijo...

Andre: Pero mirá qué lindo lo que dijiste :)
Algo de eso intento cada día. Algunos se hace más simple y otros un tanto más retorcidos...

Es la vida, no?

besos

Blonda dijo...

Marie: Esa es la idea!!

Besos

fue dijo...

que bueno leer esto hoy precisamente, cometo errores, me dejo ir, y lo mejor sería decir, me abrí a la vida y no se dió, nada más. Quisiera lograr no culparme. Muchas gracias! fue bueno, de verdad, leer esto hoy.