Recent Posts

sábado, 12 de julio de 2008

Ben: Atracón de Lost


Cada vez que voy a taller literario, confirmo lo feliz que me siento en ese lugar, donde sólo se habla de cosas que me gustan: cine, teatro, libros, y donde me paso escuchando cuentos que escriben mis compañeros, y que me encantan.

Después de la cervecita habitual, post clase, me fui a tomar el colectivo para volver a casa.

En realidad, iba tan pensativa, que decidí caminar un rato, y recién después buscar la parada del 41.

Fue en esa caminata que escuché vibrar el celular. Pensé que sería Renata, pero era Ben.

- ¿Podemos vernos hoy?

- No tengo drama, avisame - escribí

- No tengo el auto, porque está en el taller - contestó

- Bueno, si querés tomarte tres bondis y venir, yo voy a estar - mensajeé

- Ok, dale, te confirmo en un rato - escribió por último

Camino a casa, arriba del 41, empecé a sentirme mal. El dolor de cabeza me había acompañado todo el día, pero a eso se sumaba un terrible dolor de cintura, y de panza.

Al llegar a casa, confirmé lo que suponía. Estaba justo en el día 28, y como mi relojito biológico no falla, ahí estaba el invitado no esperado para un sábado. El detestado "Andrés" (¿Quién le habrá puesto ese nombre al hecho de estar indispuesta?¿Alguien sabe?).

Así que , cuando lo vi conectado en el Msn, le dije que mejor lo dejáramos para otro día. Me sentí un tanto masculina en mi argumento, pero la verdad que viéndolo una vez cada veinte días, no me daban ganas de que viniera solamente a ver una película, y yo no estaba para ninguna sesión de sexo desenfrenado.

Creo que se apenó, y trató de confirmarme un encuentro para el próximo fin de semana. Le dije que lo veía complicado porque era el día del amigo, y me respondió como si tal cosa que ese no era problema, que podíamos vernos tarde, después de salir con nuestros respectivos amigos.

Una vez más, quedé sorprendida, de lo fácil que es para alguien que quiere verte, ubicarte dentro de los más complicados planes que pueda tener, y como se puede encontrar un espacio para el otro cuando realmente existe el deseo de hacerlo.

Por lo tanto, feliz y contenta, salí a comprar provisiones como para pegarme un buen atracón de Lost entre sábado y domingo.

Digamos que este fin de semana me lo dedico a mí, y el próximo, a mis amigos y a Ben.

Una buena combinación.

5 Blondas y algunos rubios no se callaron:

Anónimo dijo...

Blonda: Uhhh que mal lo de "Andrès". Pero bue, aprovecha para verte "Lost" y tambièn a leer mi email y chusmear unas fotitos (que por cierto, un poco largo, como de costumbre mi email para vos...Jajajaja).

Un beso.

Vane

Blonda dijo...

Vane: Acabo de leer tu mail, y ya me pongo a contestarte, porque hay mil cosas que quiero decirte después de todo lo que me contás.
Te mando un beso!

Amanda La Vert dijo...

Me pasa lo mismo cuando voy a Taller de Manga. Es increíble lo mucho que me hace reír ese grupo y lo feliz que termino la semana, aunque me dé flojera ir.

Linda entrada, saludos!

Blonda dijo...

Amanda: Si vas a taller y te gusta sabes a lo que me refiero cuando digo que me hace feliz.
Venis al galope con la lectura del blog...te felicito! Besos!

Lucia dijo...

Es "Andrés" porque rima con mes.

Tu amigo que viene una ves al meees, andreees.

Si, es asi de tarado jaja

muy bueno el blog! sigo leyendo...