Recent Posts

miércoles, 23 de julio de 2008

Ramiro: Jugando a las escondidas

Me levanté super temprano, y me fui a una empresa que me llevó casi todo el día.

Sabía que Ramiro debía estar en la oficina, y tenía que avisarle que le había dejado algunos formularios que él iba a necesitar, sobre mi escritorio.Así que le mandé un mensaje:

- Rami, sobre mi escritorio hay algunos papeles con una gancho que tienen tu nombre.Yo estaré llegando tipo cinco.Si podés andá adelantando trabajo.Besos.

Apreté enviar, y el mensaje se mandó justo antes de que se quedara sin batería mi celular.

Seguí en la empresa hasta las cuatro de la tarde, llenando papeles en una oficina que me habían cedido solidariamente. Cuando salí pensé que lo mejor era irme a mi casa, así podía llegar temprano y organizar algunas cosas para el día siguiente.

Apenas llegué, puse a cargar el celular.Recién lo encendí una hora después.

El ring tone se repetía una y otra vez, y no paraban de caer mensajes.

La pantalla indicaba que tenía diez mensajes nuevos.

Los primeros cinco me avisaban que me habían llamado de la oficina.

Los otros cinco era de Ramiro, avisándome que me estaba llamando y pidiéndome que lo llame.

No lo llamé.Me bastaba con repasar su insistencia en los mensajes para convencerme de que no debía llamarlo.

Una hora después, un nuevo mensaje:

- Blonda, POR FAVOR llamame.Rami.

Ese "por favor" escrito en mayúsculas me dio un poco de miedo.Pensé que tal vez no estaba jugando y que realmente le había pasado algo, así que lo llamé.

- Por fin- dijo cuando atendió

- Hola Rami, ¿Qué pasó? - pregunté

- Te quería avisar que tenemos que combinar una visita a una empresa para la semana que viene, me avisó Paula hoy - dijo embaladísimo

- Ah, bueno, pero hoy es martes - dije muy tranquila

- Si, bueno, pero yo no sabía si estabas con mucho trabajo, si ibas a venir mañana, y yo el jueves no vengo porque voy a Escobar, así que quería decírtelo - aclaró

- Bueno, pero no entiendo la urgencia.Me llamaste diez veces - dije tratando de que se diera cuenta de que era demasiado

- Si, claro, es que no atendías, estaba apagado, no se, no sabía si estabas bien - dijo tratando de justificarse

- Estoy bien, me había quedado sin batería. Igual esto me lo podías decir mañana.Quedate tranquilo que cuando llego lo vemos.Mañana estaré llegando a las once - contesté

- Bueno gor , como quieras - dijo casi resignado

- Mañana nos vemos, un beso - dije

- Otro grande, chau - contestó

Cortamos, y me sentí increíblemente bien. Casi se diría que orgullosa.

Cada vez que actúo sin ansiedad, sin buscar un resultado inmediato, las cosas me salen mejor.

Esconderme unas horas, alejarme de su mirada, salirme de su territorio, lo habían enloquecido al punto de llamarme diez veces en cuatro horas.

Finalmente, con los hombres siempre es así, es el eterno juego del gato y el ratón.

4 Blondas y algunos rubios no se callaron:

Solci dijo...

hay blonda me haces reir!!!!
sele indiferente, pero indiferente no lo trates mal pobre chico... una cosa es que no lo querramos porque te hace sufrir pero coincidimos q es "buen" pibe... jajaja
el queria ser bueno y sumar puntos y vos le cortas el rostro jajaja bien hecho!
te mando besitooss!!!

Yle dijo...

jajajaja see, cuando una es asi, impulsiva, aguerrida, frontal, y de repente logra comportarse serena y en control de la situacion, mientras el otro pierde la cabeza... uuuuuhh es un gozo !!

Blonda dijo...

Solci: Ay Solci...si supieras lo de hoy te reirías mas!
Ahora lo posteo para que te deleites un rato con mi maldad...jaja

Besotes!

Blonda dijo...

Yle: Coincido...sumamente placentero!

besos :)