Recent Posts

jueves, 11 de septiembre de 2008

Papelera de reciclaje



Tarde, de madrugada, en el silencio de una ciudad que dormía, me empezó a recorrer la cabeza una idea poco atinada.
Me pregunto, ahora que pasaron 8 o 9 horas del equívoco, si lo único que buscaba era sumar una nueva frustración o si en el fondo tenía y tengo la vaga ilusión de que se produzca el milagro.

A las 3.30 hs le mandé un breve mail a Norman que decía:

Me acordé de vos, no por un motivo puntual supongo.
Me acordé también que te mandé mails y mensaje al celu para tu cumpleaños de los que nunca recibí respuesta, y la verdad es que me dieron ganas de saber si estabas bien.

Ojalá puedas contestarme al menos eso.

Beso.



No estaba borracha cuando lo escribí, ni dopada ni fuera de mis cabales. Estaba lúcida, y seguramente harta de tener que asumir que Norman no quiere hablarme.
Me pasé dos años justificando su comportamiento, y después de muchas no-respuestas a mis mensajes había jurado no volver a dar señales de vida.Pero ya ven, la mente es débil tanto como la carne, y ahí estaba yo anoche, traicionando mi promesa, y dándole el gusto de que reciba un mail mío que seguramente fue a parar a la papelera de reciclaje.

3 Blondas y algunos rubios no se callaron:

PUNK! dijo...

Blonda: Deberias haber incluido en la lista de regalos un latigo o una picana,no se, algo con lo que poder autoflagelarte sin tener que llamar a Norman !!!
Besos.

Anónimo dijo...

Blondis: Ayyy por Dios como me hiciste acordar a mis actitudes, yo tambièn hago muchas veces lo mismo...aunque bue, por que como ya me conozco, no me lo prometo (asi que no estoy faltando a ninguna promesa mìa...jajajaja).

Un beso grande.

VANE

Blonda dijo...

Punk: Tenés razón!!!!!!!!!!!!!!!!!
Era menos doloroso eso que su falta de respuesta.
Besos


Vane: Ya te conozco, no hace falta que me aclares.
Besote!!!