Recent Posts

domingo, 18 de mayo de 2008

Soy de River, yo soy


Soy fanática de River,desde chica, y eso que en mi casa a nadie le gustaba el fútbol.A eso de los doce o trece años recuerdo sentarme en el sillón, estirar las piernas sobre una silla y escuchar el partido en la radio.Mi mamá siempre respetó ese gusto, y hasta me traía galletitas y chocolatada sin hablar para no no distraerme.
Ben es igual de fanático, y esa es una de sus grandes virtudes. De hecho no soporto tener un novio de Boca.Tuve dos, Pablo,con el que estuve de novia dos años , con convivencia y alianza de compromiso incluida; y Diego, con el que también conviví, y del que me separé un día que jugaba River contra Boca.Nunca una mejor ocasión.
Ben comparte esa devoción conmigo,y cada vez que hay un partido importante, me manda mensajes al celular: "Hoy tenemos que ganar" o "Vamos los millo". A veces lo hace durante el partido :"Gol,puti,goool", y me encanta.

Es Jueves,y estoy yendo a visitar a un cliente a su empresa.
Me recibe un señor de unos 65 años,muy simpático,que resulta ser el dueño. LLama a su secretaria, me pregunta si quiero café, asiento con la cabeza,y le pide a ella que los traiga.
Me cuenta como creó la empresa, que es un negocio familiar,que los socios son los tres hermanos,etc,etc. Una conversación muy agradable.Me invita a que conozca la compañía por dentro y me lleva a hacer un recorrido.Veo mucha maquinaria importada, muchos empleados, y mis ojos se detienen fascinados de repente. Esas máquinas confeccionan camisetas de fútbol, y no de cualquier equipo, sino del mío (y de Ben, claro).
Le cuento que soy una fervorosa hincha del club de Nuñez,y se ríe.Dice que él lo hace porque le da dinero,pero que es de Boca a muerte.Me río también.
Volvemos a su oficina y le hago llenar unos formularios.Cuando termino con mi tarea, le digo que realmente fue un placer conocerlo y le extiendo la mano para saludarlo. Me hace un gesto que indica que me detenga un segundo y llama a su secretaria:

- Silvia, ¿Me traerías por favor lo que te pedí? - le dice por el intercomunicador.

Al rato entra Silvia, y me entrega una camiseta de River talle Small. Original,por supuesto.
Miro la camiseta,lo miro a él,pienso un segundo, y le digo:

- Gracias, es un regalo increíble,pero me va a costar una pelea cuando me la vea mi novio,porque él no es small - le miento,por supuesto.

- Impediremos cualquier discusión, somos partidarios de las parejas felices - me dice mientras le pide a Silvia que me traiga otra pero Mediana.

Y ahí me voy,contenta,caminando por Av Forest con mis dos camisetas de River.
Le mando un mensaje a Ben:

- Puti, tengo el mejor regalo para vos- escribo

- No se que será, pero si viene de vos, seguro que me gusta - me contesta

Pienso que ser de River a veces me da muchas alegrías, y que Ben no será mi novio, pero a veces él también me las da.

2 Blondas y algunos rubios no se callaron:

Sol dijo...

Blonda,
Eso que dijiste de conformarte con momentos de cariño fugaz, o de tolarar y siempre aceptar, es totalmente real. Pero por que no reclamar lo que realmente uno quiere? Por que no intentar con aquello que te hace feliz, eliminando cualquier perjuicio?
Será que nos inunda ese miedo de perder esa magia y preferimos que siga funcionando asi? que siga "conformandonos"?
Yo perdí una persona por pensar que era solo pasar un buen momento y nada más... y a veces siento nostalgia por eso, y pienso:"que hubiese sido si..."
Y hoy me lo encuentro y a esa persona le pasa lo mismo... los dos nos arrepentimos de no habernos jugado por pensar que la otra persona pensaba que era solo pasar un lindo momento... (sorry, me extendi un poco)

Blonda dijo...

Sol: A esta altura ya no quiero conformarme, y en contraposición creo que me volví demasiado exigente.Así que si no es por H es por B, el resultado es el mismo,termino sola.
Ojalá algún día me pasar eso de encontrarme con la persona que amo y me diga que a él le pasó lo mismo.Tal vez en ese momento podamos empezar lo que no pudimos antes.Ese sería un buen final.
Besos